Remitidos

La Junta de Andalucía: el terror de la náutica deportiva

El pasado 1 de diciembre se han celebrado en Andalucía los exámenes para la obtención de las titulaciones náutico-deportivas que fueron convocadas el 26 de enero mediante la publicación en el BOJA nº 19 de la Resolución de 22 de enero de 2018, de la Dirección del Instituto Andaluz del Deporte. En esta fecha los exámenes han sido los correspondientes a la cuarta convocatoria de 2018, en las localidades de Málaga y Sevilla.

El pasado 1 de diciembre se han celebrado en Andalucía los exámenes para la obtención de las titulaciones náutico-deportivas que fueron convocadas el 26 de enero mediante la publicación en el BOJA nº 19 de la Resolución de 22 de enero de 2018, de la Dirección del Instituto Andaluz del Deporte. En esta fecha los exámenes han sido los correspondientes a la cuarta convocatoria de 2018, en las localidades de Málaga y Sevilla.

En esta ocasión los resultados han sido desastrosos arrojando porcentajes de aprobados que rozan el ridículo, donde los exámenes han incluido preguntas fuera de programa, preguntas con redacciones torticeras e incluso algunas con una redacción confusa y/o respuestas inadecuadas y no ciertas, lo que ha llevado a que los resultados finales obtenidos por los examinandos, que en el caso de la titulación de PER, en esta cuarta convocatoria, entre las ciudades de Sevilla y Málaga, de los 935 alumnos que se inscribieron en las pruebas, tan solo han resultado APTO 218, lo que supone un 23,32%, un ratio excesivamente inferior al de cualquier prueba selectiva. Si este porcentaje lo analizamos sobre el número de presentados, nos encontramos que de un total de 769 resultaron APTO los citados 218, lo que supone un 28,35%, algo superior al anterior ratio pero igualmente muy por debajo de la media académica de cualquier prueba. Si lo que analizamos son los exámenes de PER Reducido, los resultados pasan de ser alarmantes a catastróficos, dado que de los 39 alumnos que solicitaron el examen tan solo 1 ha resultado APTO, lo que supone un escandaloso 2,56%. Resulta un poco superior el porcentaje si lo referimos al número de alumnos presentados, donde de 33 resulta APTO 1 alumno, lo que traducido a porcentaje sería un 3,03%, igualmente catastrófico y fuera de todo ratio conocido.

Estos resultados expresan un estrepitoso fracaso de la confección del examen y una importante incompetencia de las personas de la Fundación Universidad-Empresa de la Provincia de Cádiz (FUECA) que contratadas por la Junta de Andalucía han sido adjudicatario de la confección y custodia de los exámenes, por importe de 17.992,00€ del total de 70.903,75€ que se han gastado en las cuatro convocatorias de este año 2018. Presupuesto que sería digno de analizar pormenorizadamente para llegar a la conclusión de que la Junta de Andalucía utiliza estos exámenes como herramienta recaudatoria, suponiéndole anualmente unos beneficios de algo menos de los 150.000,00€.

No tenemos por menos que pensar que la principal causa de este desastre es la opulencia y mala praxis profesional de los miembros de FUECA que han confeccionado unos exámenes cargados de errores, contradicciones e incongruencias, así como de los miembros del Tribunal Examinador Únicos y los responsables del Instituto Andaluz de Deportes y de la Consejería de Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía, que han permitido este desastre y no actúan de oficio para subsanar tal compendio de abusos e incongruencias. Informe gastos

Comentarios