Remitidos

Manifiesto contra la islamofobia y por la convivencia

La lucha contra la Islamofobia necesita del compromiso de todas las personas que componemos la sociedad, sin olvidar que los poderes públicos juegan un papel muy importante en la prevención y erradicación de toda clase delito de odio o de incitación al mismo. Así mismo, el papel de los medios de comunicación en el tratamiento de la información es también de gran utilidad e importancia.

Las y los ceutíes creemos indubitadamente en la armonía y el respeto a la libertad del individuo, por lo que no podemos permitir ningún tipo de ataque que busque minar la convivencia entre la población y tampoco que el mismo quede sin respuesta. Nos oponemos sin fisuras a cualquier instigación e incitación de dar respuesta al odio con más odio, a la separación, al miedo y a la intolerancia. Cuando empiezan a sufrirse ataques a la libertad y derechos del individuo, como los ataques islamófobos que están proliferando, es cuando la ciudadanía, de una manera ejemplar, debe estar unida y sin fisuras en defensa de las libertades cívicas, del entendimiento y respeto y frontralmente en contra de los que intentan quebrantar nuestra convivencia.

El no a la estigmatización de la Ciudad de Ceuta y a que nuestra ciudad aparezca en los medios con una imagen sesgada y parcial debe ser otro tema que nos preocupe y ocupe a todos y a todas. Desde el convencimiento, abogamos por una convivencia basada en el respeto a la diversidad de identidades socioculturales, que solo podremos conseguir con sólidos valores democráticos y priorizando siempre la dignidad humana.

Por ello, mediante el presente documento, reiteramos nuestro compromiso en la lucha contra la islamofobia y otras fobias de credo, contra la libertad personal, la discriminación racial o cualquier otra forma de intolerancia,  como inaceptables expresiones del racismo, que no solo exigen respuestas jurídicas eficaces y audaces en el marco de nuestras competencias, sino de medidas políticas municipales, nacionales, europeas e internacionales. La igualdad es un derecho inherente a la condición humana que no puede ser quebrantado bajo ninguna justificación o excusa.

Finalmente, mostramos y mostraremos todas las veces que sea necesario, nuestro rechazo a las manifestaciones islamófobas y apostamos por construir entre todos y todas una sociedad en la que la convivencia sea, inquebrantablemente, la seña de identidad de nuestra ciudad.

Comentarios