Remitidos

Remitido

Pasaporte para la Policía Local

Un agente de la policía local en las inmediaciones de la frontera (ARCHIVO)
photo_cameraUn agente de la policía local en las inmediaciones de la frontera (ARCHIVO)

CCOO adelanta sus Reyes y pide por los Policía Locales para que se les dé el pasaporte que le haga salir de la frontera.

CCOO adelanta sus Reyes y pide por los Policía Locales para que se les dé el pasaporte que le haga salir de la frontera.

Y es que de nuevo nos vemos abocados a salir a la palestra por la mala gestión o el acostumbrado mal uso al que se destina a un Cuerpo cuya defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos debe de estar supeditada a su propio ámbito competencial, y dejar ya de ser un utensilio a merced del político de turno, antes PP y ahora con su pareja de hecho PPSOE, con el beneplácito de la propia Jefatura de Policía Local.

Y si CCOO ya lo hizo en su día igualmente con la N-352, seguido por la imposición de los servicios en zona portuaria, ahora de nuevo ponemos en tela de juicio a la Jefatura de Policía Local, por la falta de diligencia y la defensa que se efectúa sobre los agentes, destinando a su personal a servicios fijos absolutamente prescindibles.

La Jefatura de Policía Local continúa con los escarceos con los políticos estableciendo un servicio fijo y otro rotativo para, supuestamente, hacer cumplir las Ordenanzas Municipales en la frontera de El Tarajal, con especial atención a la venta ambulante. Una zona en la que la Policía Local no tiene competencias, por lo que la medida debería haber sido aprobada en una Junta Local de Seguridad, de la que no tenemos constancia que se haya celebrado.

A nuestro juicio se trata de una medida encubierta, con una orden de servicio incompleta, sin una previsión más realista sobre los riesgos asociados al entorno fronterizo en momentos de inestabilidad, sin hacer mención a los efectivos de respuesta y, por ende, creando una inseguridad jurídica hacia los propios agentes allí destinados, amén de los propios medios de dotación de los que se carece en la Policía Local y que CCOO ya ha denunciado en multitud de ocasiones, como son los equipos de transmisiones. Y es que desde los despachos parece que nunca llueve, pues sí señores mandatarios, para los Policía Locales allí “impuestos” llueve y lo hace sobre mojado.

Funciones de obligado cumplimiento con órdenes enmascaradas para cubrir servicios propios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que son quienes, y no lo olvidemos, tienen establecidas las competencias en esa zona.

La venta ambulante es una actividad desafortunadamente muy habitual en prácticamente todas las barriadas de la ciudad, zonas que se dejan con menor presencia policial aún si cabe, ya que de por sí son varios los servicios fijos que presta la plantilla.

¿Es que existen tantos datos estadísticos para un operativo de tal índole que tenga que ser diferente a zonas donde la venta ambulante lleva ejerciéndose durante años?

La continuación de la ocurrente orden de servicio y la situación que con ello se genera, deriva en una merma significativa de las dotaciones policiales que velan por la seguridad de nuestras calles, a lo que hay que sumar la sensación de inseguridad, subjetiva o no, que desde hace un tiempo se respira en nuestra ciudad.

A priori reforzar el cumplimiento de las Ordenanzas no suena mal pero, ¿qué ocurre si se destinan los efectivos que pretende el señor Superintendente? Se lo explicamos…

Son contadas las dotaciones con las que cuenta cada Unidad. A esto hay que sumarle los puestos fijos que tienen asignados. Pongamos de ejemplo la UPAC:  Habitualmente vienen a ser 5 los vehículos zeta que circulan por nuestras calles de esa unidad, velando por el cumplimiento de las Ordenanzas Municipales, regulando el tráfico si se precisa y, por supuesto, salvaguardando la seguridad de los ciudadanos, en muchas ocasiones con su mera presencia.

¿El resultado con la nueva orden de servicio? Pues que quedan dos únicas dotaciones para todas las barriadas de Ceuta, puesto que ya existen unidades en un servicio fijo en la zona portuaria y otra en la Avenida Alcalde Sánchez Prados, con la consiguiente falta de asistencia al ciudadano.

Lo mismo ocurre con Seguridad Ciudadana UIR y GOA, a las que se hace extensible su presencia en la frontera, en detrimento de las tareas y servicios a realizar en el resto de la ciudad, dejando a las barriadas desatendidas, y lo que es peor, el claro ataque a la seguridad jurídica que desde la Jefatura de Policía Local se hace sobre nuestros agentes.

Desde CCOO lamentamos la nefasta gestión, la inoperancia e ineficiente coordinación tanto de los políticos como de la Jefatura de Policía Local, quienes, y a nuestro juicio, disfrazan su mediocridad valiéndose para ello de la gran profesionalidad de los hombres y mujeres que conforman el Cuerpo de la Policía Local en Ceuta y conocedores que, aun a regañadientes realizarán los servicios encomendados de forma escrupulosa. Ello a pesar de no disponer de las herramientas, elementos imprescindibles para su cumplimiento, pues no debemos de olvidar que, si bien la propia Ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado establece la colaboración que la Policía Local ha de prestar al resto, no se puede confundir dicha colaboración con “sustitución en las competencias que tienen asignadas el resto de Cuerpos y Fuerzas”.

Prueba de ello es que el propio Partido Popular en su campaña electoral reconoce la falta de 200 policías Nacionales y otros tantos Guardias Civiles.

Ya en una ocasión tuvimos que hacer nuestra una frase que, y por desgracia hoy tenemos que rescatar: “Que buenos vasallos serian si tuvieran a un buen Señor”.   

Comentarios