Remitidos

Todos los atentados merecen ser condenados

25 de marzo 2016 Adén (Yemen del Sur). Al menos 17 muertos. En un cuartel y puestos de control. 26 de marzo 2016 Alejandría (Irak). Al menos 40 muertos y 101 heridos. En un campo de fútbol de equipos aficionados. 27 de marzo 2016 Beirut (Líbano). Al menos 23 muertos y 150 heridos. Embajada de Irán. 28 de marzo 2016 Lahore (Pakistán). Más de 72 muertos, en su mayoría niños y mujeres.  Más de 350 heridos. En un parque de atracciones infantil.

 

25 de marzo 2016 Adén (Yemen del Sur). Al menos 17 muertos. En un cuartel y puestos de control.

26 de marzo 2016 Alejandría (Irak). Al menos 40 muertos y 101 heridos. En un campo de fútbol de equipos aficionados.

27 de marzo 2016 Beirut (Líbano). Al menos 23 muertos y 150 heridos. Embajada de Irán.

28 de marzo 2016 Lahore (Pakistán). Más de 72 muertos, en su mayoría niños y mujeres.  Más de 350 heridos. En un parque de atracciones infantil.

No hay banderas a media asta.

No hay concentraciones ciudadanas.

No hay minutos de silencio.

No hay condenas públicas de la Administración local.

No hay actos de homenaje.

No hay velas.

No hay flores.

No hay un no al terror.

Los atroces actos terroristas hablan por sí mismo. Oriente u occidente, Pakistán o París. Un continente u otro. Irán o Bruselas. Hablan por sí mismos al decirnos que no es una cuestión de razas,culturas o religiones. Se trata de individuos carentes de valores y principios. Individuos que jamás han tenido, tienen o tendrán respeto por nada ni por nadie.

No hay moral. No hay sacrificio. No hay causa. No hay honor en nada de lo que hacen. ¿Mártires? ¿Yihadistas? Definámoslos por lo que realmente son: por sembrar el miedo y el terror con sus actos. Son terroristas: por matar a inocentes, segar vidas y asesinar indiscriminadamente. Son asesinos: por cometer actos que sobrepasan la barbarie contra semejantes humanos. Son bárbaros.

Y a los injusta e inexplicablemente arrebatados del seno de sus familias, por su nacionalidad, por su cultura, por su religión, por su raza... Descansen en paz. 

Comentarios