2016: Resumen del año

2016: SUCESOS

Inseguridad y protestas

ceuta insegura concentración
photo_camera La Plaza de los Reyes se llenó de ceutíes pidiendo más seguridad en las calles

Si por algo será recordado este año es por la oleada de robos, agresiones y violencia que ha sufrido la ciudad durante los últimos meses. Unos sucesos que llevaron a los propios ciudadanos a salir a la calle para exigir más seguridad. Operaciones antidroga, muertes violentas, juicios y coches quemados cierran un año negro.

El 17 de diciembre una abarrotada Plaza de los Reyes ponía de manifiesto el hartazgo de la ciudadanía ante la oleada de robos, agresiones y violencia que viene sufriendo la ciudad desde hace meses.

La agresión a un hombre en un cajero en pleno centro; la agresión a una menor a la que rompieron la nariz para robarla el móvil; el robo de 6.000 euros a punta de pistola en un salón de juegos o el asalto y robo a seis trabajadores de Trace en El Príncipe encendieron todas las alarmas. Y es que los sucesos se han repartido por toda la ciudad y a cualquier hora. Por ejemplo, en la playa del Tarajal cuando dos porteadores, de origen marroquí, esperaban para cruzar se enzarzaron en una trifulca que terminó con uno de ellos herido con un objeto punzante. Y hace tan solo quince días a las 8.20 horas de la mañana unos hombres robaban en la emblemática tienda de ultramarinos de Fidel en pleno centro.

 

Cinco muertes violentas

2016 se cierra con cinco muertes violentas. En mayo un joven de 28 años, conocido como El Mape, era asesinado en El Príncipe víctima de un disparo en la cabeza tras una discusión con el miembro de otra banda callejera rival. Transcurrida una hora desde el crimen, medio millar de vecinos se concentraba en el lugar del suceso para dar rienda suelta a su indignación. Casualidad o no, se daba la circunstancia de que el fallecido debía comparecer unos días después ante el juez por una causa abierta a raíz de una discusión en la que hizo uso de un arma de fogueo. Tres días después la Policía Nacional detenía a dos personas, no sin antes uno de ellos, conocido como Xino, intercambiar disparos con la policía desde su domicilio en Cuesta Parisiana. Fue acusado de dos delitos de intento de homicidio y otro de asesinato y trasladado a la cárcel del Puerto de Santa María mientras que la otra persona que estaba acusada de darle la cobertura necesaria quedó en libertad con cargos.

hicham hospitalEn junio, una anciana fue atracada en la puerta de su domicilio de la calle Alférez Provisional. Como consecuencia del tirón del bolso, cayó por las escaleras y falleció dos días después por un fuerte golpe en la cabeza. El arrestado, de origen marroquí, fue acusado de un presunto delito de robo con violencia y otro de homicidio. En el polígono Virgen de África hubo que lamentar otro muerto, en esta ocasión por arma blanca. La penúltima víctima por muerte violenta del año fue un hombre al que encontraron en su domicilio en Pasaje Diamante con evidentes signos de violencia. 2016 se cerraba con la muerte de un joven de 18 años en Los Rosales, apuñalado en plena calle.

Pero sin duda, el caso que más conmocionó a la ciudadanía fue la agresión a Hicham una fatídica noche del mes de octubre. El joven fue herido en el abdomen tras recibir un disparo cuando intentó evitar el acoso a unos menores en la Curva del Plátano por parte de dos militares. El caso se volvió más mediático aun cuando se conoció que los detenidos eran dos sargentos de La Legión. Las investigaciones apuntaban “a un pasarse con las copas” como causa del suceso.

 

Cerrado uno de los crímenes más impactante

esposatafasodiaEste año se ha celebrado el juicio contra Rambo como presunto autor de la muerte de Tafa Sodia en el paseo de La Marina cuando paseaba con su mujer una noche Ramadán en 2013. El Tribunal del Jurado declaraba culpable a Anuar M.H de todos los cargos que se le imputaban. Por su parte, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta le condenaba a 22 años de prisión y la prohibición de residir en Ceuta o acudir a la ciudad durante los 10 años siguientes al fin del cumplimiento de su pena. Además, deberá pasar otros dos años en prisión por la comisión de un delito de tenencia ilícita de armas. El fallo le condena además a indemnizar a la viuda de la víctima con 172.037 euros, a cada uno de sus cinco hijos con 71.682 y a su madre con 14.336. Esta sentencia, hecha pública en julio, cerraba uno de los episodios criminales más notables de la historia reciente de la ciudad.

A principios de año, el mar se cobraba la vida de un joven submarinista de 18 años mientras pescaba con un amigo. Tras permanecer varias horas desaparecido, su cadáver fue hallado junto a las escolleras del Muelle de Poniente. Las aguas del Estrecho fueron protagonistas de un suceso que costó la vida a un marroquí residente en Ceuta, junto a dos linenses, cuando una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera detectó la presencia de una embarcación semirrígida de gran potencia, de las utilizadas habitualmente para el transporte de hachís. Lo que allí sucedió no ha quedado aun esclarecido pero, según las declaraciones de los cinco tripulantes de la patrullera, realizaron una maniobra de aproximación y que fue en ese momento cuando la embarcación sospechosa giró hacia la patrullera realizando una maniobra totalmente contraria a la lógica. Los agentes aseguran que la semirrígida intentó ejecutar la maniobra que en el argot marítimo se denomina “cortar la proa” para emprender la huida.

Continuando con la crónica negra, este año un hombre fallecía tras chocar contra un turismo cuando circulaban en una motocicleta por la Avenida Ejército Español. Este fue el segundo accidente de moto que se registraba en la ciudad en menos de un mes. De nuevo un motorista perdía la vida, esta vez, cerca de la Curva Amaya.  Un capitán de Caballería moría de forma súbita mientras realizaba un recorrido de diez kilómetros con el equipo operativo a cuestas en la pista de La Lastra.

 

Menores abandonados y encadenados

Los menores también ocupan un capítulo de esta crónica negra. La Policía Local rescató a un menor de 16 años que permanecía encadenado a la ventana de un domicilio de la calle Narváez Alonso, presuntamente, por su propio padre. En julio se arrestaba a un hombre como presunto autor de los delitos de corrupción de menores y acoso a menores de 16 años. Por otro lado, una madre fue acusada de un presunto delito de abandono de sus dos hijas de 4 y 6 años. Los hechos los denunció el padre que al volver de un viaje a Francia para buscar trabajo se encontró a sus hijas solas en casa “en estado de precariedad, totalmente abandonadas”. Tres menores eran auxiliados cuando deambulaban por las inmediaciones del colegio Juan Carlos I huyendo de su madre, a la que acusaron de someterlos a malos tratos habitualmente bajo los efectos del alcohol. Los niños habían huido del interior del vehículo donde su progenitora los había dejado mientras acudía a una consulta médica que había concertado en el Hospital Universitario.

La quema de vehículos no ha cesado a lo largo de los últimos 12 meses. Desde Erquicia al Príncipe pasando por Villajovita o Maestranza, los bomberos se han esmerado en extinguir el fuego en coches robados, abandonados o simplemente objeto de actos vandálicos.

 

Grandes operaciones antidroga

A lo largo de los últimos 12 meses se han desarrollado grandes operaciones antidroga en la ciudad. En una de ellas, se detuvieron a 14 personas, entre ellas dos guardias civiles, implicadas en una red de tráfico de hachís desde Ceuta a la península. Esta banda era la encargada de la adquisición, el almacenaje y la distribución de la droga. Precisamente la presencia policial motivada por una operación antiyihadista disuadió a esta red de tráfico de hachís de pasar 3.000 kilos.

En el mes de abril, otra operación permitía la detención de cuatro personas, tres de ellos vecinos de Ceuta, relacionadas con el intento de transportar hasta la Península un cargamento de 4.733 kilos de hachís ocultos en un camión durante el pasado agosto en plena "Operación Feria".

guardia civil drogaEn el marco de la Operación Paladín 9 personas fueron detenidas e incautados más de 1.500 kilos de hachís. Por otro lado, el mar dejó en la playa de La Bolera 258 kilos de cocaína distribuidos en siete fardos, que en el mercado negro hubiesen alcanzado los diez millones de euros. En menos de una semana se intervinieron 100 kilos de hachís en una embarcación atracada en el Puerto Deportivo. Unos días después, se daba un nuevo golpe al narcotráfico con una operación en la que intervinieron 600 kilos de hachís en la bodega de un barco en aguas del Estrecho y 10 personas detenidas.

Este verano se cerraba una operación que comenzó el mes de julio del año pasado cuando en el puerto se detectaron en el interior de la cabina de un camión, tres bolsas de deportes que contenían 94 kilos de hachís. Fruto de las indagaciones realizadas, se identifica a una organización criminal perfectamente estructurada, que se dedica a la introducción, transporte, almacenamiento y distribución de importantes cantidades de hachís con base en la ciudad.

También se han incautado importantes cantidades de droga en viviendas de la ciudad, como los 77 kilos de hachís en Los Rosales pero sin duda, el puerto ha sido el escenario de las mayores aprehensiones, como los más de 300 kilos de hachís intervenidos durante la OPE. En una de las dos intervenciones, junto a varios ciudadanos belgas viajaban menores. Los dobles fondos de los vehículos, las lanchas semirígidas o la droga adosada al cuerpo continúan siendo los métodos más usados para intentar pasar droga a la península.

Pero este año, los medicamentos también han sido objeto de una intervención policial, eso sí, proveniente de Algeciras. La Guardia Civil se incautó 26.250 unidades de un medicamento distribuido con el nombre comercial de “Rivotril”, en cuya composición se encuentra el fármaco clonozepam, un activador del sistema nervioso central con propiedades ansiolíticas, hipnóticas y sedantes.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad