Sanidad

Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Ceuta no diagnosticó ningún caso de Sida ni de infección por VIH durante 2019

Stand montado para conmemorar el Día Mundial del Sida (ARCHIVO)
photo_camera Stand montado para conmemorar el Día Mundial del Sida (ARCHIVO)

En la ciudad se diagnosticó el primer caso en 1987, el acumulado es de 187 afectados, de los que han fallecido un 35% de los casos.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, debido a la pandemia no se han organizado actividades presenciales para la conmemoración de esta jornada de sensibilización social, para la que la ONU ha escogido como eslogan ‘Solidaridad mundial, responsabilidad compartida’, mensaje con el que se recuerda que los problemas sanitarios, COVID y también Sida, han puesto sobre la mesa una vez más que la salud se interrelaciona directamente con la desigualdad, los derechos humanos, el acceso a la sanidad, la igualdad de género o la protección social.

Durante 2019 se notificaron a nivel nacional 2.698 nuevos diagnósticos de VIH y 273 casos de Sida, con un total de 88.367 casos notificados en España desde que se declaró la epidemia.

En Ceuta, donde se diagnosticó el primer caso en 1987, el acumulado es de 187 afectados, de los que han fallecido un 35% de los casos. El mayor número de casos en la ciudad autónoma se registró en 1996 con un total de 25. El año pasado no se diagnosticó ningún caso de Sida y tampoco de infección por VIH, es decir, que no había desarrollado la enfermedad. Del total de pacientes notificados en Ceuta, el 83% es hombre y la edad media al diagnóstico es de 34 años.

En la ciudad, los programas del Plan se han visto afectados también por el impacto de la COVID-19, especialmente desde que en el mes de marzo se declaró el estado de alarma, el periodo de confinamiento y por lo tanto, la suspensión de todas las actividades. No obstante, en los meses previos sí que desarrolló una intensa actividad para prevenir las infecciones de transmisión sexual entre el colectivo joven. Así, durante 2020 se han distribuido 20.500 preservativos masculinos y otros 2.000 femeninos desde la Unidad de Conductas Adictivas (UCA), el dispositivo móvil RULE, el campus, el centro penitenciario, el CETI y Cruz Blanca, y otros 4.000 distribuidos a través de los centros de salud de Atención Primaria.

Suspendidos debido a la pandemia han quedado varios talleres de prevención de VIH/Sida en centros de Secundaria, la Escuela de la Construcción, dirigidos a padres y madres y el centro penitenciario, por lo que la Consejería ha apostado por la implantación de las nuevas tecnologías y en 2021, si persiste la crisis sanitaria, se realizarán a distancia, utilizando una plataforma digital que está en fase de implementación, y que permanecerá en el futuro como recurso estable del Plan para reforzar cursos, programas y talleres de  formación e información sobre VIH.

Otros programas como el que está dirigido a personas que ejercen la prostitución, sí han podido realizarse, en este caso en colaboración con la Fundación Cruz Blanca, y que ha llegado a un total de 20 mujeres este año. También se ha podido llevar a cabo un programa de detección precoz y de prevención de la infección a través de la prueba rápida de VIH+Sífilis, en varios puntos (UCA, Plan Integral de Tabaquismo, RULE, CETI y centros de salud, entre otros), de la que se han hecho 120 test, que detectan la infección en un minuto, resultando todas negativas salvo 3 positivos por VIH en el CETI, que no se añaden al sistema de información del VIH pero que son datos relevantes para diversificar los programas de prevención y adaptarlo a las necesidades de este colectivo, que es especialmente vulnerable.

Igualmente, y tras la finalización del estado de alarma, la Consejería reactivó la unidad RULE el 13 de agosto, y desde entonces ha prestado un total de 821 asistencias y ha realizado 14 pruebas de VIH/Sífilis, todas negativas. Esta unidad móvil también está realizando labores informativas sobre las medidas higiénico sanitarias para prevenir la COVID-19.

Para 2021, el Plan sobre el Sida apuesta por dar continuidad a los programas centrados en la detección temprana, la información y la formación de colectivos vulnerables teniendo en cuenta la perspectiva de género; reforzando la realización de talleres y actividades online, la información a través de redes sociales e intensificando la cooperación con las entidades no gubernamentales y asociaciones