Sanidad

Los retos de la Atención Primaria

Centro de salud de Otero (C.A.)
photo_camera Centro de salud de Otero (C.A.)

La crisis sanitaria no ha hecho sino evidenciar los déficits en medios e infraestructuras que los profesionales de Atención Primaria han de enfrentar en su quehacer cotidiano.

En febrero de 2019, un grupo de médicas se concentraba a las puertas del centro de salud de El Tarajal respondiendo al llamamiento de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos de España. Las profesionales reclamaban mejoras en un sistema de Atención Primaria deficiente. Las concentradas pedían jornadas ajustadas y se quejaban del tiempo insuficiente que se les asignaba para atender a los pacientes en las consultas.

Y es que los problemas de la Atención Primaria no han sido creados por la pandemia de coronavirus. La crisis sanitaria no ha hecho sino evidenciar la precariedad de medios e infraestructuras que los profesionales han de enfrentar en su quehacer cotidiano.

Mientras, la Administración sanitaria no ha dudado en celebrar su gestión de la pandemia y los medios puestos a disposición de la Atención Primaria en Ceuta. “Hemos contratado a todo el personal facultativo disponible de la ciudad para el seguimiento y evaluación de los pacientes”, aseguraba recientemente el director médico de Atención Primaria, Maanan Abdelkader, en una entrevista elaborada por los servicios de prensa del Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) y distribuida entre las redacciones de los periódicos.

Ingesa ha desarrollado toda una campaña de información para contrarrestar las denuncias formuladas por los trabajadores sanitarios, que desde el comienzo de la pandemia han convocado decenas de concentraciones reivindicativas. Las obras del nuevo centro de salud de El Tarajal y la próxima inauguración del Servicio de Urgencias de Atención Primaria son argumentos recurrentes en la dialéctica que los responsables de la administración sanitaria mantienen con los sindicatos y las organizaciones profesionales.

Por su lado, los representantes de los trabajadores mantienen que, más allá de la rehabilitación completa a la que se está sometiendo al centro de salud de El Tarajal, la realidad sanitaria de la ciudad exigiría la construcción de un cuarto centro de salud.

Una de las principales denuncias que plantean los sanitarios concierne a la carga de trabajo que se ven obligados a soportar. Los sindicatos insisten en que los profesionales se encuentran “desbordados” a causa de la falta de personal.

Un dato sirve para ilustrar las quejas de los sanitarios. Según datos del Consejo General de Enfermería, la ratio de enfermeras vinculadas a los servicios de la Atención Primaria en Ceuta es de 0,51 por cada 1.000 habitantes. En el conjunto del país, la ratio oscila, según la comunidad autónoma, entre el 0,49 y el 0,94.

Conforme a los argumentos empleados por los sindicatos, esta falta de personal se traduce, en el caso de los médicos, en dificultades para atender convenientemente a sus pacientes. Cada facultativo asume un cupo de tarjetas sanitarias muy superior al recomendado por las sociedades científicas.

Recientemente, el secretario de Acción Sindical de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), Ángel Lara, añadía a estas críticas una denuncia que, según sostenía, suponía un obstáculo más a la labor de los médicos de Atención Primaria. Según Lara, Ingesa había desarrollado una estrategia para dilatar la derivación de los pacientes desde Atención Primaria a los especialistas con el propósito de “blanquear” las listas de espera.

Comentarios