Sanidad

Pascual Morales fue inhabilitado en 1941

El Colegio de Médicos repara 76 años después la injusticia cometida con su primer presidente

Foto de familia del acto (C.A.)
photo_cameraFoto de familia del acto (C.A.)

El Colegio de Médicos de Ceuta ha reparado este sábado la injusticia cometida contra la persona de su cofundador y primer presidente, Pascual Morales Sicluna, que el 13 de marzo de 1941 fue inhabilitado para ocupar cargos directivos o de confianza en corporaciones de índole médica o sanitaria

En un acto entrañable y plagado de emociones, el presidente del Colegio de Médicos de Ceuta, Enrique Roviralta, ha leído el acta del acuerdo de rehabilitación a título póstumo del confundador y primer presidente de la entidad, que fue inhabilitado para ocupar cargos directivos o de confianza en corporaciones de índole médica o sanitaria en 1941, por esta misma corporación a instancias del Tribunal de Responsabilidades Políticas de la época.

En el acto estuvieron presentes el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, María Elisa Piñeiro, nieta de Pascual Morales, y el biznieto, a la vez presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Facultad de Medicina de Granada, Miguel Guirao, entre otros familiares, así como representantes del órgano colegial.

La Asociación de Antiguos Alumnos perteneciente a la Facultad de Medicina de Granada, fundada en 1928, la más antigua de España, compuesta por profesores de dicha facultad, así como miembros de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental, han celebrado en la ciudad unas Jornadas Médicas en colaboración con el Ilustre Colegio de Médicos de Ceuta.

La inauguración de las mismas se ha realizado con el discurso de bienvenida del presidente del Colegio, Enrique Roviralta. Acto seguido se desarrollaron, en las instalaciones de la Biblioteca Pública, dos conferencias, La primera de ella sobre la historia de la Facultad de Medicina de Granada desde su fundación en 1944, y la segunda sobre la vida de Pascual Morales, que ha corrido del biznieto y presidente de la asociación granadina, Miguel Guirao.

Pero sin duda el acto más emotivo ha sido el de la recepción oficial en el Palacio Autonómico a cargo del consejero de Gobernación. En el mismo se ha procedido a la lectura del acuerdo por el que se procede a la rehabilitación a título póstumo del que fuese primer presidente del órgano colegial ceutí. El mismo deja sin efecto lo contenido en el acta de 1.941. El documento de rehabilitación fue entregado por Enrique Roviralta a María Elisa Piñeiro, nieta de Pascual Morales. Su biznieto, Miguel Guirao, embargado por la emoción, agradeció el gesto de la corporación médica ceutí, que viene a reparar los daños sufridos por el galeno cuando una decisión injusta le apartó del ámbito de la medicina

Comentarios