Sanidad

102 personas atendidas

Disminuye el número de ingresados y aumentan los casos de intoxicados en la Feria

Hospital Universitario de Ceuta (C.A.) Urgencias
photo_cameraHospital Universitario de Ceuta (C.A.) Urgencias

102 personas han sido atendidas. Nueve permanecen ingresadas en el Hospital, una menos que ayer, entre los afectados hay cinco niños.  

Disminuye el número de ingresados y aumentan los casos de intoxicados en la Feria. Ese es el parte que acaba de emitir el Ingesa. El número de intoxicados por los alimentos en mal estado consumidos en una caseta de Feria supera el centenar con 102 casos.

En estos momentos permanecen ingresadas en el Hospital nueve personas, una menos que ayer, cinco niños y cuatro adultos. Los afectados han sido atendidos a lo largo de los últimos días en el centro hospitalario, la clínica Septem y el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP). Todos los ingresados se encuentran estable y evolucionan favorablemente.

El Gobierno sigue investigando el origen de la intoxicación alimentaria. Las autoridades sanitarias han ordenado la práctica de coprocultivos y algunos han determinado que la salmonela es la bacteria que se encuentra detrás de la intoxicación. Mientras, el Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) mantiene un control exhaustivo sobre todas las personas atendidas con el propósito de filiarlas y llevar un seguimiento continuo de su evolución.

La entidad Casa de Estudios CE-70, que asume la gestión de la caseta “Las Cañas”, donde se expidieron los alimentos contaminados, hacía público un comunicado el pasado lunes en el que ofrecía sus disculpas por el incidente. “Nuestra cocina es casera y de elaboración diaria en la que participan muchos estudiantes y sus padres, que guardan todo el cuidado necesario en la preparación y se esmeran en las recetas para que siempre volváis”, subrayaba en la nota la entidad.

Los responsables de la gestora atribuían la intoxicación a un alimento “que nos ha jugado una mala pasada”.

El tiempo de recuperación por salmonelosis desde el ingreso hospitalario hasta el total restablecimiento ronda entre los 5 y los 7 días. El tratamiento consiste en rehidratación y reposición de líquidos intravenosos. La cura de esta enfermedad pasa por restaurar la pérdida de líquidos causada por los vómitos y la diarrea. Los médicos recomiendan una dieta blanda y la ingesta frecuente de líquidos para que el estómago y el intestino recuperen su normal funcionamiento.

Comentarios