Sanidad

Para recibir la radioterapia

El Ingesa se plantea el traslado en helicóptero hasta Algeciras de los enfermos oncológicos

clinica-radon-algeciras-1
photo_camera Instalación de la Clínica Radon en Algeciras (C.A.)

Después de que el pasado 13 de septiembre la consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, reconociese que en el Presupuesto de 2018 no se contemplaba la partida de 350.000 euros para la puesta en marcha de la Unidad de Radioterapia en Ceuta y que el director territorial del Ingesa, Fernando Pérez Padilla, asegurara una semana antes que seguían las negociaciones para su implantanción, la realidad a día de hoy es bastante distinta.

Según ha podido conocer Ceuta Actualidad de fuentes conocedoras del asunto, el Ingesa está llevando cabo reuniones con el objetivo de que los pacientes que tienen que trasladarse hasta Algeciras para recibir este tipo de tratamiento lo hagan en helicóptero y no en barco tal y como se hace en la actualidad.

En junio de 2015, Ceuta Actualidad, de la mano de Anselmo Caballero, publicaba un reportaje que bajo el título La travesía de los enfermos, explica como decenas de ceutíes enfermos de cáncer y otros tantos familiares cruzan el Estrecho a diario durante semanas para recibir en Algeciras el tratamiento de radioterapia que no se presta en Ceuta. La dureza de estos viajes y el gasto económico que estos traslados entrañan han convencido a los afectados de su condición de ciudadanos de segunda. María Luisa Durán, como esposa de un paciente, y María Morales, enferma ella misma, narran sus experiencias para reivindicar la implantación del servicio de radioterapia en la ciudad. 

 “Cuando tienes cáncer te alcanzan dos desgracias: la enfermedad y el barco”. Durante siete semanas, María Luisa Durán acompañó a su esposo enfermo de cáncer a sus sesiones de radioterapia. El tratamiento cuya aplicación resultaba necesaria para su curación había que buscarlo al otro lado del Estrecho.

 “Nos levantábamos temprano para coger el barco de las siete y media. Mi marido tenía cita a las nueve y diez. La sesión en sí duraba muy poco. Volvíamos a las dos de la tarde a casa. Si había temporal y llegabas tarde, tenías que esperar al último turno. Nos pasó una vez, y por el retraso y el temporal tuvimos que esperar cinco horas en el puerto hasta poder regresar”. María Luisa narra con precisión las duras condiciones en las que su marido hubo de recibir el tratamiento prescrito por los médicos. Pero ella y su esposo no son los únicos afectados.

En julio, el Partido Popular, en un pleno, votó en contra de una propuesta de Caballas para la instalación en Ceuta de una Unidad de Radioterapia.

Pese a mostrarse contrario a la instalación, el 15 de febrero de 2016 Ciudad y Delegación se reunían con los responsables de la Clínica Radon con el objetivo de iniciar las acciones necesarias para implantar el sistema de radioterapia en Ceuta. Desde el principio, Radon consideró factible este proyecto y manifestó su intención de realizar la inversión de cinco millones de euros para la construcción de la citada clínica, su apertura y funcionamiento con profesionales de toda solvencia y los medios técnicos más vanguardistas.

En el acuerdo se precisaba que la aportación del Ingesa estaría en torno a los 650.000 y 700.000 euros, mientras que el resto, unos 350.000 euros, corrían a cago de la Ciudad. La suma es de un 1.000.000 de euros, que es la cifra anual que solicitó Radon para su funcionamiento, aparte de otra serie de necesidades como la cesión de un terreno que tuviera una serie de especificidades como que el coste anual no fuera muy alto y que además estuviera cerca del Hospital Universitario. El Gobierno adjudicó a Clínica Radón la cesión demanial del terreno de mil metros cuadrados para la construcción de la clínica radiológica.

La mercantil dejó claro que no comenzarían con los trabajos hasta que no estuvieran cerrados todos los compromisos económicos que ya les hicieron en su día tanto la Ciudad Autónoma como el Ingesa en la reunión que tuvieron en la Delegación del Gobierno.

A mediados del mes de julio de 2017, el presidente de la Ciudad afirmó que el 'Grupo Oncosur' destinará alrededor de "cinco millones de euros" a la construcción del equipamiento y prevé que entre en funcionamiento "durante 2018", por lo que el Presupuesto de ese año debería de recoger la partida de 350.000 euros destinada al efecto, hecho que no se ha producido

La consejera de Hacienda ha explicado que la partida presupuestaria no está incluida en el Presupuesto ya que para ello “tienen que estar documentadas las licencias de obras y las necesarias para la puesta en marcha de las instalaciones”.

La nueva clínica debe prestar "como mínimo" tratamientos convencionales con fotones, con electrones para tumores superficiales y avanzados para los de pequeña dimensión con el fin de abarcar "la totalidad de los indicados para radioterapia".

El Ingesa destina cada año alrededor de 750.000 euros al pago de los tratamientos radiológicos a los desplazados al otro lado del Estrecho, así como sus gastos de transporte.

Comentarios