Sanidad

Érase una vez una clínica de radioterapia en Ceuta

FACHADA-HOSPITAL-UNIVERSITARIO-CEUTA-ANTONI
photo_camera La clínica se quiere construir en un terreno próximo al Hospital Universitario (ARCHIVO)

Ya han pasado cinco años desde que comenzó la gestión para implantar esta unidad en Ceuta, ¿tendrá esta historia un final feliz?. 

Esta historia empieza en febrero de 2016 cuando Ciudad y Delegación del Gobierno se reúnen con los responsables de la Clínica Radón con el objetivo de iniciar las acciones necesarias para implantar el sistema de radioterapia en Ceuta.

Desde el principio, Radón se mostró partidaria de realizar esta inversión que incluía la construcción de la clínica, su apertura y funcionamiento con profesionales de toda solvencia y los medios técnicos más vanguardistas.

Los gastos de funcionamiento de la futura Unidad se financiarían con arreglo a un convenio a través del cual la Ciudad aportaría unos 300.000 euros anuales y el Ingesa 700.000 que es lo que destinaba por aquel entonces a costear la terapia que los enfermos ceutíes recibían en centros de la Península.

Hasta ahí, el cuento parece conducir a un final feliz. El lugar donde iría la clínica se designó: una parcela de 5.000 metros cuadrados, propiedad de la Ciudad, que está pegada al Hospital Universitario. De ese espacio sólo serían necesarios 1.000 metros cuadrados por lo que se pensó en segregar el terreno. 

Desde los inicios ya se barajó una fecha para que la clínica estuviera operativa: primer cuatrimestre de 2017.

En 2017, GénesisCare, que absorbe a Radón, a quien se le adjudica la parcela a la que optó mediante concurso público, mantiene el compromiso de llevar a cabo este proyecto.

Pasan los años y los terrenos siguen intactos, nada se sabe de la futura clínica. En septiembre de 2019 el Gobierno concede a la empresa la licencia de obra para empezar a construir. GénesisCare tiene seis meses para iniciar la obra y otros 14 para su entrega, con lo que el equipamiento debería estar terminado como muy tarde a finales de la primavera de 2021.

La fecha ya ha llegado y Ceuta sigue sin clínica. 

En febrero de 2020 el que fuera consejero de Sanidad, Javier Guerrero, sorprendía asegurando que GénesisCare no daba señales de vida. "La Ciudad dio un paso importante con el terreno y el tema quedó en manos de GenesisCare, que es la que debe construir... Que yo sepa a mí no me han dado señales de vida en las dos llamadas que he realizado". 

Por su parte, Caballas reaccionaba a estas palabras del consejero y pedía al Gobierno implantar esta unidad con recursos propios "que se puede", convirtiéndose en un servicio público en beneficio de la ciudadanía.

Las últimas noticias que se tienen de esta historia que nunca llega a su fin es que la Ciudad tiene previsto reunirse con la empresa en fechas muy próximas. 

Si el proyecto prospera, Ceuta resolvería uno de los problemas sanitarios que arrastra desde hace décadas y que obliga a los pacientes con cáncer a desplazarse diariamente a la península para recibir tratamiento. 

Comentarios