Sanidad

La Protectora sigue en cuarentena

El Gobierno confirma que algunos animales de la Protectora no estaban vacunados contra la rabia, pese a ser obligatorio

El portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán. (C.A.)
photo_cameraEl portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán. (C.A.)

El portavoz del Gobierno ha asegurado que algunos animales de la Protectora han sido sacrificados. Las instalaciones siguen en cuarentena. Los resultados mandados a la península han dado negativo. 

El portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, ha confirmado este viernes que algunos animales de la Protectora no estaban vacunados contra la rabia, pese a ser obligatorio. Tras el caso detectado de rabia el pasado mes de junio, Sanidad ha decidido clausurar temporalmente la Protectora así como sacrificar a todos los animales que tuvieron contacto con el cachorro infectado. Gaitán no ha sabido concretar el número exacto de animales sacrificados.

El consejero sí ha manifestado que las medidas cautelares continúan y que todos los resultados mandados a la península han dado negativo. 

El pasado jueves, la Comisión Técnica de Rabia se reunía para establecer una serie de medidas incluidas en el Plan de Contingencia para el control de la rabia en animales domésticos, tras el caso de rabia detectado. 

Entre las medidas está la puesta en marcha de una campaña de vacunación antirrábica extraordinaria, que es obligatoria y gratuita, para los animales de compañía menores de 12 meses, que deben ser vacunados de nuevo aunque ya lo estuviesen con anterioridad.

Esta campaña, que ya ha comenzado, tendrá una duración de tres meses y podrá realizarse en los centros veterinarios con los que la Consejería tiene concertada la campaña de vacunación habitual, que son: Canibel (Bermudo Soriano, 7), Fauna (Polígono Virgen de África, 14, 1ª planta), Leimar (avenida España 3, local 34), Morey (Playa Benítez S/N), Real 90 (calle Real, 90), Reinoso (calle Brull, 2), Hachiko (Marina Española, 88), Guerra (Paseo de las Palmeras, 10).

Antecedentes

El veterinario de la Consejería, José María Aguirre, ha explicado que el perro infectado entró el 6 de junio por la frontera procedente de Marruecos y fue trasladado directamente a la Protectora donde se detectó la rabia. "Los animales que hayan podido tener contacto con el animal están controlados. No hay riesgo de que el virus esté circulando por la ciudad". 

No sólo están siendo controlados los animales de la Protectora también las personas que pudieron tener cierto contacto con el perro con rabia. "36 personas han sido evaluadas, de las cuales algunas no han requerido tratamiento, otras se han vacunado y a otras se les ha puesto la vacuna y la gamaglobulina", ha manifestado la jefa de epidemiología de a Consejería, la doctora Rivas. 

El consejero de Sanidad, Javier Guerrero, ha querido lanzar a la ciudadanía un mensaje de tranquilidad absoluta: "Se ha detectado un caso de rabia pero todo está controlado". 

Comentarios