Sanidad

Guerrero advierte que a lo mejor no serán como a todos les gustaría

El consejero de Sanidad teme por la celebración social y prefiere que "sean ya" las comuniones

La Consejería necesita saber el tipo de evento social y el número de asistentes para ayudar a que se realice con las máximas garantías sanitarias.

Todo lo que sea una celebración social susceptible de ser multitudinaria debe comunicarse a la Consejería de Sanidad, incluidas celebraciones de bodas, bautizos y comuniones, en las que se trabajará "sanitariamente".

"Estoy por la labor de que se celebren ya las comuniones", ha indicado Javier Guerrero, que ha reconocido que tiene reuniones a la vista con el vicario. "Mi miedo y el miedo del vicario no es la comunión en sí, que se puede gestionar muy bien, es la celebración después", ha remarcado el consejero, para quien "está claro que no va a ser una celebración como a todos los niños y niñas les gustaría".

Guerrero espera que en septiembre "estemos mejor" y se puedan hacer unas "buenas celebraciones o eventos". El consejero ha señalado que se cargarán más de trabajo, pero también "de proteger más a Ceuta".

"No gustaría que se nos comunicara, como en todos lados, cuándo hay un evento y qué público o número de asistentes va a haber, qué tipo de evento es para nosotros colaborar y que se desarrolle con las máximas garantías sanitarias".