Sanidad

Ingesa insiste en que no existe ningún tipo de alerta sanitaria

Los nacidos entre 1970 y 1980, frente al sarampión: no hay por qué alarmarse

Sanidad ya planteó en diciembre de 2018 la vacunación a los nacidos después de 1970 que no hubieran recibido las dosis recomendadas
photo_cameraSanidad ya planteó en diciembre de 2018 la vacunación a los nacidos después de 1970 que no hubieran recibido las dosis recomendadas
El Ingesa insiste en que no existe alerta sanitaria alguna por sarampión y se limita a recomendar a las personas de entre 40 y 50 años que consulten en el sistema de salud sobre su situación respecto a la vacuna. 

“No hay ninguna alerta sanitaria por el sarampión en España: el riesgo es bajo o muy bajo”. El jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Ingesa, Julián Domínguez, sostiene que la avalancha de publicaciones en prensa sobre la conveniencia de que las personas con edades comprendidas entre los 40 y los 50 años se vacunen contra el sarampión no debería tomarse como una alarma de salud que, en realidad, no existe.

“¿Qué hay que hacer? Nada especial: si acaso, aprovechar cualquier contacto con el sistema de salud, por ejemplo, una visita al médico de cabecera, para consultar y plantear las dudas que se tengan”, explica el doctor.

Aunque ha sido ahora cuando las recomendaciones sobre la vacunación han cobrado relevancia gracias a las publicaciones en prensa, lo cierto es que el Ministerio de Sanidad ya recomendó en septiembre del año pasado la administración de la triple vírica (sarampión, rubeola y paperas) a los nacidos a partir de 1970 que no hubieran recibido previamente dos dosis de la vacuna o que no hubieran pasado la enfermedad sin ser vacunados. Cualquier persona nacida entre 1970 y 1980 a la que no conste documentalmente que ha sido vacunada de la triple vírica o que haya padecido la enfermedad deberá recibir dos dosis de la vacuna. Las autoridades sanitarias dan por sentado que los mayores de 50 se encuentran inmunizados.

“No hay ninguna necesidad imperiosa: el calendario vacunal español es magnífico”, subraya Domínguez. De hecho, según asegura el facultativo, el sistema de salud ceutí ha recibido muy pocas llamadas de ciudadanos solicitando la vacuna.

Comentarios