Sanidad

Cesión de una unidad móvil

Sanidad y Cruz Blanca refuerzan la atención sociosanitaria a las mujeres que ejercen la prostitución

unidad-movil-prostitucion
photo_camera Vehículo cedido y que será utilizado como unidad móvil (C.A.)

La consejera de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad, Adela Nieto, ha firmado este martes un convenio con la Fundación Cruz Blanca por el que la Ciudad ha cedido un vehículo para reforzar la atención que se presta a las mujeres que ejercen la prostitución, ampliando la intervención y ofreciendo una mayor calidad del servicio.

Profesionales altamente cualificados del Plan sobre Sida de la Ciudad y de la Fundación Cruz Blanca en Ceuta se encargarán de la puesta en marcha de esta unidad móvil, que está dotada con el material necesario para realizar actividades preventivas y de educación para la salud, con una atención sociosanitaria específica y con derivación a recursos especializados cuando los casos así lo requieran. Esta unidad móvil estará en funcionamiento desde el próximo jueves.    

La atención dirigida a estas mujeres que están en la calle se realiza desde hace varios años por el equipo de Cruz Blanca, que reparte preservativos, ofrece información y asesoramiento una vez por semana, hasta ahora con un pequeño vehículo que limitaba las intervenciones. Con este convenio se potenciarán además los programas de información, adaptados lingüística y culturalmente al colectivo.

Entre los objetivos específicos figuran, en primer lugar, el de evitar la transmisión del VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual en mujeres que ejercen la prostitución y en sus clientes; mejorar el conocimiento sobre los mecanismos de transmisión del VIH y otras ITS y las medidas preventivas, las prácticas sexuales de riesgo y el correcto uso del preservativo; incrementar el conocimiento y las habilidades para negociar un sexo mas seguro; informar sobre los recursos sociosanitarios de la ciudad; fomentar la detección precoz del VIH y de la Sífilis (facilitando gratuitamente la prueba rápida del VIH y Sífilis, de forma anónima y confidencial ); incrementar la frecuencia del uso del preservativo masculino y femenino con los clientes y con sus parejas habituales y detectar posibles situaciones de trata de mujeres con fines de explotación sexual.

Las personas que ejercen la prostitución responden a características especialmente vulnerables, entre ellas, la estigmatización, factores sociales, económicos, culturales, la elevada frecuencia de relaciones sexuales, la coacción por parte de algunos clientes para realizar prácticas sexuales de riesgo o la alta movilidad. Es por ello que la Consejería de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad, ha decidido intensificar la actuación del programa de atención a personas que ejercen la prostitución, que está contemplado en el II Plan de Actuación frente al VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual de la Ciudad Autónoma de Ceuta 2015-2017, que destaca entre sus fundamentos la colaboración entre organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, la reducción de daños, la formación continuada, la igualdad de oportunidades y la no discriminación,  dando especial referencia al enfoque de género.

Comentarios