Sanidad

SATSE exige al Gobierno que no discrimine a los sanitarios

La presidenta de SATSE en Ceuta (ARCHIVO)
photo_cameraLa presidenta de SATSE en Ceuta (ARCHIVO)
El Sindicato de Enfermería quiere que todos los contagios sean considerados accidente laboral.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha subrayado que las medidas y actuaciones de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica aprobadas en el Congreso de los Diputados de cara a reforzar nuestro Sistema Nacional de Salud, tras la pandemia de la Covid-19, requieren un desarrollo inmediato para mejorar la atención y cuidados que reciben los pacientes y ciudadanos.

No obstante, SATSE es muy consciente de que no es la primera vez que los Gobiernos y partidos políticos se comprometen a impulsar determinadas medidas para mejorar nuestro sistema sanitario y finalmente han prevalecido intereses económicos y partidistas y no se han llegado a implementar ni a nivel estatal ni en las diferentes comunidades autónomas.

Por ello, la organización sindical exige al Ministerio de Sanidad y a las consejerías de Salud de las comunidades autónomas que acuerden en el marco del Consejo Interterritorial del SNS un plan de actuación, con un calendario definido de acciones a corto, medio y largo plazo, que les comprometa a ir acometiendo todas las reformas que requiere la sanidad pública de nuestro país.

Entre otras medidas incluidas en el documento que recogen las demandas de SATSE se encuentra la de aumentar las plantillas de enfermeras y enfermeros de la sanidad pública hasta situarnos en la media por habitante de los países desarrollados. Al respecto, apunta que todos los grupos políticos tendrán una “inmejorable oportunidad” de hacer realidad este objetivo cuando se debata en el Congreso en próximas fechas la Ley de Seguridad del Paciente, impulsada por el Sindicato a través de una ILP, para que se garantice una asignación máxima de pacientes por cada enfermera en todos los centros sanitarios y sociosanitarios.

El Sindicato también comparte otras medidas del documento como luchar contra la precariedad laboral y la temporalidad estructural que sufren los profesionales de nuestro SNS. De otro lado, los partidos políticos se han hecho eco también de la demanda de SATSE de mejorar el funcionamiento de la Atención Primaria, reforzando sus recursos humanos y materiales y propiciando, por ejemplo, un gran impulso a la Enfermería Familiar-Comunitaria. También se contempla la potenciación de la atención a enfermos crónicos y una mayor dotación de recursos y medios de diagnóstico.

De cara a posibles oleadas futuras de la Covid-19, se propone establecer una red nacional de depósitos de reserva de material sanitario estratégico (materiales de protección, EPI, mascarillas, sustancias desinfectantes, instalaciones de camas de UCI, respiradores automáticos…) que el Sindicato también ha venido reclamando desde el inicio de la crisis de salud pública que ha sufrido nuestro país para que los profesionales sanitarios pueden trabajar con las máximas garantías de seguridad.

 

Discriminación entre contagiados

Por otra parte, el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que los contagios de la Covid-19 sigan considerándose accidente de trabajo en lugar de discriminar a unos profesionales sanitarios respecto a otros por el simple hecho de haberse infectado antes o después del 21 de julio.

El presidente de SATSE, Manuel Cascos, se ha dirigido por carta al responsable ministerial una vez que el pasado 21 de julio ha cambiado la cobertura existente para el personal que presta sus servicios en los centros sanitarios o socio-sanitarios, al no aplicarse ya el Real Decreto que establecía que los contagios se considerasen accidente laboral y no enfermedad común.

Comentarios