Sanidad

Tres agresiones en una semana

Sindicato Médico: "Las medidas preventivas contra las agresiones no son suficientes ni eficaces"

Última concentración contra las agresiones sanitarias (ARCHIVO)
photo_cameraÚltima concentración contra las agresiones sanitarias (ARCHIVO)

El Ingesa recuerda que es importante que los profesionales sanitarios denuncien estas agresiones. 

El Sindicato Médico ha condenado las tres nuevas agresiones producidas a profesionales sanitarios en una semana. "Una vez más, los médicos de Ceuta vuelven a ser víctimas de la lacra de la violencia sanitaria. Tres nuevas agresiones producidas en la última semana son una muestra más de que las políticas de prevención no están funcionando. Las medidas actuales no son suficientes ni eficaces cuando el problema se agrava día tras día".

La trágica semana empezó con una facultativa del servicio de Urgencias que el pasado martes fue amenazada e insultada por los familiares de una paciente y tuvo que requerir la presencia policial para evitar mayores consecuencias. No pasaron ni tres días cuando otra profesional del centro de salud del Tarajal tuvo que atrincherarse en su consulta para protegerse de las agresiones de otro paciente.

La última agresión se produjo ayer lunes, un médico del Centro de Salud del Tarajal fue amenazado de muerte. El agresor irrumpió violentamente en la consulta del doctor, exigiendo que atendieran a su hija, a gritos, insultando y ocupando la consulta durante más de una hora, hasta que tres vigilantes de seguridad intervinieron. El individuo fue finalmente detenido por la Policía Nacional. 

Ante esta situación, "queremos reivindicar la falta de seguridad con la que los médicos deben realizar su labor diaria y el peligro al que se exponen en cada jornada cuando acuden a su puesto de trabajo. Resulta angustioso, frustrante y deprimente que los médicos de Ceuta tengan que enfrentarse a esta oleada creciente de agresiones, y nos tememos que cualquier día la situación derive en una desgracia personal irreparable". 

Ingesa

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) ha condenado las agresiones y ha mostrado su apoyo y solidaridad con los profesionales sanitarios. 

El Ingesa ha aprovechado para recordar que "disponemos de protocolos para que la persona que ponga en conocimiento una agresión reciba el asesoramiento necesario para emprender acciones legales, siempre manteniendo el anonimato".

En la misma línea, mencionar también que "es muy importante que los profesionales denuncien este tipo de agresiones porque es la única manera de acabar con esta lacra".

Comentarios