Sanidad

El Sindicato Médico denuncia que la fuga de profesionales en Ceuta continúa sin freno

descarga (7)
photo_camera Última protesta del Sindicato Médico (CEDIDA)

Ceuta acaba de perder a su único microbiólogo, también a un reumatólogo, el viernes se marcha una ginecóloga y en breve se irán una intensivista y un médico de Familia. 

El Sindicato Médico de Ceuta denuncia la situación insostenible que el Ingesa continúa provocando en la ciudad. En la última semana, en medio de la actual crisis sanitaria producida por la COVID-19, el único médico microbiólogo de Ceuta se ha trasladado fuera de la ciudad, quedando esta importante plaza al descubierto; y en los próximos días se prevén más bajas de especialistas en la sanidad local. A esto hay que añadir la marcha de un médico preventivista hace escasas semanas, tras una estancia de solo unos meses en Ceuta. En este escenario, el Ingesa no ha cubierto todavía las bajas del hospital ocasionadas por la partida de los sanitarios que ya no están en plantilla y se desconoce si tiene reemplazos para los futuros huecos.

Para el Sindicato médico, la fuga de especialistas lleva siendo una realidad desde hace años, pero en los pasados meses esta situación ha quedado más patente por la crisis de la COVID-19, que ha mostrado las graves deficiencias de la sanidad de la ciudad. En adición a la salida del único microbiólogo disponible y de uno de los dos reumatólogos de Ceuta, este viernes también se trasladará a la península una ginecóloga y, en breve, se marcharán de Ceuta una médica especialista en cuidados intensivos (con una UCI cuya plantilla se encuentra extenuada por la pandemia) y un médico de Familia. También existe el grave riesgo de que, aparte de los mencionados, otros 13 médicos especialistas dejen también nuestra ciudad en breve.

A pesar de ser partidas programadas con meses de planificación, el Sindicato denuncia que la nefasta gestión del Ingesa en Ceuta ha hecho que esos puestos queden sin cubrir y que la calidad de la sanidad ceutí vuelva a ser la afectada, siendo los pacientes y los profesionales sanitarios los que recibirán las consecuencias directas de la mala actuación por parte de la Administración sanitaria.

Para el organismo sindical es evidente que Ceuta tiene problemas estructurales dentro de su sanidad y que las peculiaridades de nuestra ciudad deberían contar con medidas específicas que asegurasen la calidad de la salud de la ciudadanía. Como ha solicitado en diversas ocasiones, la primera acción a tomar sería denominar Ceuta como ‘área de difícil desempeño médico’, ofreciendo una serie de incentivos a los profesionales que convirtiesen a Ceuta en un lugar profesionalmente atractivo para llevar a cabo su labor clínico-asistencial y reforzar la Sanidad desde los cimientos. 

El Sindicato Médico de Ceuta trasladará todas estas preocupaciones a la nueva Dirección del Ingesa en Madrid, esperando que haya una respuesta por su parte. Sin embargo, si la situación no presenta cambios en los próximos días, el Sindicato continuará su defensa de los profesionales sanitarios en los tribunales.