Sanidad

Los sacrificios se harían el 31 de julio, 1 y 2 de agosto, en horario de mañana y tarde

La Ciudad prevé cuadruplicar la plantilla del matadero para sacrificar mil corderos en tres días

Matadero de la Ciudad Autónoma (REDACCIÓN)
photo_cameraMatadero de la Ciudad Autónoma (REDACCIÓN)
En estos momentos el matadero municipal sólo tiene una plantilla de cuatro personas, insuficiente para el mínimo de sacrificios que se necesitan.

Salud Pública tiene como única alternativa el uso del matadero municipal para que se puedan realizar los sacrificios con motivo de la Pascua del Cordero.

Desde la finalización del pleno de la Asamblea donde se abordó el asunto, se estudia por la Ciudad cómo darle forma al plan y que éste resulte satisfactorio para el mayor número de familias posible. La próxima semana continuarán las reuniones con los representantes de la Comisión Islámica. Una tarea bastante más complicada de lo que parece.

El matadero de la Ciudad se utilizará al máximo de su capacidad, aún con sus deficiencias, siempre observando los informes sanitarios de los técnicos de la Consejería, ya divulgados durante la última sesión plenaria de la Asamblea. 

Independientemente de la decisión que Marruecos adopte sobre la apertura de fronteras y el sacrificio de los animales con motivo de Eid al-Adha, el Gobierno de Ceuta se ha comprometido con la Comisión Islámica a tener todo preparado para el 31 de julio y seguramente los dos días posteriores, 1 y 2 de agosto.

Los controles sanitarios revelan que el año pasado se realizaron 5.200 sacrificios, de los que únicamente un 10% de estos fueron en las carpas instaladas por la Ciudad, alrededor de unos 500 corderos. Los demás en patios de casas familiares. 

La pandemia del covid-19 viene este año a marcar de alguna manera esta ofrenda o ritual pero no por la Fiesta religiosa en sí sino por el sacrificio de los animales, práctica que tiene riesgo de transmisión. Es decir, podría haber brotes debido al acto del sacrificio y no por la reuniones familiares en contra de lo que algunos piensan.

Matadero

En el matadero los veterinarios habrán controlado cada animal. Sobre el número de corderos, nada está cerrado porque dependerá del rendimiento que se le puede sacar a las instalaciones y, muy importante, del personal. Los sacrificios se realizarían a partir del 31 de julio, en horarios de mañana y tarde. Es fundamental para esta planificación el personal: matarifes, ayudantes de matarife y ayudantes de matadero.

En este momento la Ciudad tiene dificultades para ampliar en lo necesario el número de trabajadores. Los cálculos apuntan a que ahora las cuatro personas empleadas en el matadero no podrían sacrificar más de 200 corderos en tres días. Se ha acudido al SEPE y fuera de la ciudad, en otros mataderos con el problema añadido que -obviamente- estos triplican su producción en esos días. El objetivo que se ha puesto el Gobierno es contar con 16 personas para intentar llegar a una cifra que oscile entre los 1.000 y 1.500 corderos, cifra esta última que ve posible la Comisión Islámica.

La Consejería de Sanidad tiene voluntad para llevar a cabo este plan, el único posible sin saltarse la ley, y la semana próxima será clave para concretar su ejecución. Las reuniones con los miembros de la Comisión Islámica continuarán durante estos días.

Como ya dejó claro la Ciudad Autónoma y sus técnicos, no se podrán realizar sacrificios en la vía pública ni en domicilios particulares, normas que en ningún caso afectaban a las reuniones familiares y de amigos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios