Seguridad

fueron detenidos en enero de 2017 en el príncipe y villajovita

Condenados a 17 años "Barbarroja" y "Stielike", dos vecinos de Ceuta que planeaban atentar en la ciudad

Uno de los procesados es conducido a un helicóptero de la Guardia Civil el día de su detención (C.A.)
photo_camera Uno de los procesados es conducido a un helicóptero de la Guardia Civil el día de su detención (C.A.)

Cada uno de los condenados deberá cumplir ocho años de prisión por el delito de participación activa en organización terrorista y nueve por depósito de armas de guerra con fines terroristas. La sentencia también les impone una pena de inhabilitación absoluta por 29 años.

Abdelilah Chellaf Baali, alias “Stielike”, e Icham Abdeselam Mohamed, alias “Barbarroja”, han sido condenados por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional a 17 años de cárcel por su integración en un grupo que atesoraba armas en un domicilio de Ceuta con el propósito de atentar en la ciudad. Ambos fueron detenidos en el transcurso de una operación ejecutada por la Guardia Civil el 13 de enero de 2017 en El Príncipe y Villajovita.

Cada uno de los condenados deberá cumplir ocho años de prisión por el delito de participación activa en organización terrorista y nueve por depósito de armas de guerra con fines terroristas. La sentencia también les impone una pena de inhabilitación absoluta por 29 años.

Los magistrados dan por probado que los condenados, residentes en El Príncipe, integraban un grupo que mantenía reuniones secretas en las que se abordaban conversaciones en torno a la yihad islámica y en la que se exaltaban las acciones terroristas. Los encuentros propiciaron la progresiva radicalización de los reunidos.

Un testigo protegido llegó a declarar que había visto varias armas en el garaje de Arcos Quebrados en el que los condenados organizaban sus reuniones, arsenal que, según sostuvo, fue proporcionada a ambos por “gente de Marruecos”. Según su testimonio, durante los encuentros se lanzaron consignas y llamamientos con la intención de “hacer algo en Ceuta para defender a sus hermanos”.

La sentencia detalla cómo un tío de “Stielike”, detenido en 2013 como dirigente de una célula y condenado posteriormente a 12 años de prisión, había ocultado antes de su arresto había abandonado diverso armamento que acabó siendo enterrado en un emplazamiento de Arcos Quebrados. En ese zulo, la Guardia Civil halló un subfusil, dos machetes y un cuchillo de grandes dimensiones.

Comentarios