Seguridad

sería la heredera de la creada por hamido, "el talibán español"

La Audiencia Nacional juzga desde este lunes a una célula yihadista ceutí dedicada a captar a menores

Uno de los detenidos durante la operación policial desplegada en noviembre de 2016 (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraUno de los detenidos durante la operación policial desplegada en noviembre de 2016 (C.A./ARCHIVO)

La Fiscalía atribuye a los cuatro acusados, tres hombres y una mujer, su integración en  un grupo destinado a la captación de menores para las filas del movimiento terrorista de inspiración yihadista y su adoctrinamiento.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará desde mañana lunes a los cuatro miembros de una célula yihadista desarticulada en Ceuta en noviembre de 2016. La Fiscalía acusa a H.M., I.M., R.B. y F.M. de configurar un grupo destinado a la captación de menores para las filas del movimiento terrorista de inspiración yihadista y su adoctrinamiento. Según la investigación policial, los miembros de la célula habrían heredado la tarea desempeña por Hamed Abderraman Hamed, alias “Hamido”, conocido como “el talibán español” por haber permanecido internado en el campo de Guantánamo, quien fue detenido meses antes junto a otras tres personas.

La Fiscalía pide para los acusados entre tres y diez años de cárcel.

La acusación mantiene que H.M. e I.M. heredaron las labores que “Hamido” había desempeñado hasta su detención en febrero de 2016. H.M. sería una de las personas que habrían frecuentado un establecimiento que, conocido como “la tienda del guantanamero”, habría regentado “Hamido”. Los investigadores consideran que el local era el “centro neurálgico de la red”.

R.B. era una mujer acusada de ser el enlace en España de un tal Abu Omar, un residente en Siria encargado de facilitar la entrada de voluntarios yihadistas en el país. Los investigadores consiguieron infiltran a un agente que contactó con la acusada que se encontraba dispuesta a viajar a Siria para integrarse en las filas del Estado Islámico.

Los investigadores atribuyeron a los detenidos como proyecto inmediato la creación de células hermanas en países europeos con el fin de reclutar el mayor número de seguidores que se centraran, como la propia célula matriz, en la captación y adoctrinamiento de jóvenes y niños.

Comentarios