Seguridad

La joven abandono la ciudad en 2014

Una ceutí, en el último bastión del Estado Islámico en Siria

Bandera del Estado Islámico
photo_cameraBandera del Estado Islámico

La caída de Baguz, el último bastión del Estado Islámico en Siria, ha revelado la presencia de un gran número de extranjeros afines a los yihadistas, entre los que se encuentra una mujer ceutí. 

La caída de Baguz, último bastión del Estado Islámico en Siria, ha revelado la permanencia en el país de numerosos extranjeros afines a la causa yihadista. Entre ellas figura una joven ceutí que había salido de la ciudad en 2014 atraída por un combatiente. Junto a ellas también se ha sabido que se encuentran otras dos españolas, ambas madrileñas que partieron hacia Siria tras ser víctimas de un proceso de radicalización inspirado por sus parejas.

La joven ceutí no había mostrado signos de radicalidad, ya que era una joven con una posición estable, que había cursado estudios y tenía un puesto de trabajo estable.

Comentarios