Seguridad

Planeaban secuestrar a narcos

El Fiscal pide 65 años de prisión para los seis yihadistas detenidos en El Príncipe a principios de 2015

Momento del traslado en helicóptero de los detenidos / ANTONIO MARTIN
photo_cameraMomento del traslado en helicóptero de los detenidos / ANTONIO MARTIN

El Ministerio Fiscal solicita en su escrito de acusación un total de 65 años de prisión para los seis integrantes de la célula yihadista desmantelada en Ceuta en dos operaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional en la barriada del Príncipe los pasados 24 de enero y 10 de marzo de 2015.

En la primera actuación, los agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos parejas de hermanos, mientras que en la segunda hicieron lo propio con un tercer hermano de una de las parejas y otra persona más.

Los procesados son Farid Mohamed .A.A.; Mohamed Mohamed A.A.; Yunes Mohamed A.A.; Anuar A.A.; Reduan A.A. y A.A.L.A. Todos están acusados de un delito de integración en organización terrorista y otro de tenencia ilícita de armas, según se refleja en el escrito del Ministerio Público al que ha tenido acceso Ceuta Actualidad

El juicio está señalada para su celebración entre los días 25, 26 ,27 y 28 de octubre y 2,3 y 4 de noviembre del presente año en la sede de la Audiencia Nacional.

Según el documento del Fiscal, los encausados formaban “una célula estable y jerarquizada adscrita a la organización Estado Islámico o Daesh con capacidad y determinación para poder desarrollar atentados terroristas en España en atención a los llamamiento a la yihad global”.

El grupo formado por los procesados desde septiembre de 2014, se basaba en relaciones de consanguinidad y máxima confianza, asumiendo el ideario del Daesh y convirtiéndose en una prolongación de la citada organización en su zona de influencia, ubicada en la barriada del Príncipe Alfonso de nuestra ciudad.

Contaban, siempre según el documento del Ministerio Público, con una estructura organizada, cuyo líder ideológico y operativo era Farid Mohamed A.A., seguido de sus hombres de confianza a la hora de trasladar sus instrucciones al resto, los hermanos Anuar A.A. y Reduan A.A., así como los propios hermanos del líder, Mohamed Mohamed A.A., Yunes Mohamed A.A., y A.A.L.A.

 

Radicalización

Así, el proceso de radicalización del líder del grupo se inició en el periodo en el que coincidió con Mohamed Achraf en el centro penitenciario de Topas, en Salamanca. Achraf estaba condenado por la Sección III de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional como líder de una célula islamista que paneó atentar con un camión bomba, cargado con 500 kilogramos de explosivos, contra la sede del mencionado tribunal.

Mohamed A.A. era la persona de máxima confianza del líder dado, sobre todo, el vínculo familiar que les une, razona el Fiscal. Como el resto de la célula es asiduo a los entrenamientos y a las reuniones que periódicamente realizaban en la azotea del domicilio de Farid, como queda reflejado en un video editado. Como todos los integrantes, Mohamed figuraba como administrador de un perfil de Facebook, “aunque su contenido, en términos de radicalismo, era limitado como medida de seguridad”.

Entre los amigos del perfil aparece uno denominado “Hércules de Vuelta a Ceuta”, administrado por el investigado Reduan A.A.

Por su parte, Anuar A.A. era el principal lugarteniente de Farid, líder del grupo. Catalizaba las instrucciones impartidas por Farid al resto del grupo, “ejerciendo tanto labores ejecutivas en la perpetración de hechos delictivos para la financiación, como labores de adoctrinamiento”. También, al igual que el resto, contaba con perfiles en la red social.

Reduan A.A., hermano de Anuar, era uno de los miembros más fieles del grupo. Se encargaba de las “funciones de observación, control y vigilancia de posibles objetivos, bajo la supervisión continua y metódica de Farid”. También centra su actividad, en las redes sociales, en los acontecimientos del conflicto en Siria

 

Segunda parte de la Operación Chacal

Tras las detenciones de estos cuatro integrantes del grupo el 24 de enero de 2015, según el Fiscal, se pudo constatar al menos otros dos miembros activos del grupo en libertad, los cuales continuaban con la actividad ilícita de la organización.

La Policía Nacional llevó a cabo la segunda parte de la Operación Chacal y el 10 marzo de 2015 detiene a dos personas más. Una de ello era Yunes Mohamed A.A., hermano de los ya detenidos Farid y Mohamed A.A., que según el Ministerio Fiscal intervino en la materialización de las pintadas aparecidas el 27 de enero en las inmediaciones de los domicilios de los detenidos y que hacían referencia a dichos arrestos y al Estado Islámico, “bien realizándolas el mismo o ejecutándose bajo su supervisión”.

El otro miembro del grupo era Abdel A.L.A., conocido por el alias de Dumbo, quién, según se refleja en el documento, ostenta un destacada historial delicuencial en la ciudad y cuya “integración en la organización criminal investigada ha quedado plenamente comprobada, participando en la planificación de los hechos delictivos con los que financian sus actividades, así como la posesión de armas de fuego, estando las mismas a disposición del resto de miembros de la organización”.

Todos los tenían, agrega el Fiscal, preparación, disposición y medios para llevar a cabo acciones armadas en España, y para tal fin “disponían de armas, uniformes militares, armas blancas de grandes dimensiones, pasamontañas, guantes de látex, placas de matrículas, grilletes y hachas de grandes dimensiones.

 

Los registros

Así y en el registro efectuado el 24 de enero de 2015 en el domicilio de los Mohamed A.A, se intervinieron 10 terminales de telefonía móvil, 11 tarjetas SIM y al menos 18 portatarjetas telefónicas de distintas operadoras. También se encontraron dos pistolas. La primera de ellas detonadora, mientras que la segunda era de metal de aire comprimido.

En el registro también se encontraron diversas armas blancas de gran tamaño, Un hacha; un cuchillo de grandes dimensiones, un machete con hoja de sierra, otro con mango de madera, una pistola lanza arpones, dos cajas de munición para escopeta del calibre 12, una máscara, una bolsa con 150 pares de guantes de látex, un spray negro y grilletes .

También se ocupó el disco duro de un ordenador y un ordenador, en los que se encontraron una ingente cantidad de imágenes de conflictos yihadistas, así como aspectos técnicos para el combate en los citados conflictos.

En el registro practicado en el Príncipe Alfonso perteneciente a Anuar A.A, se incautaron 15 teléfonos móviles, 18 tarjetas SIM, una pistola Glock modelo 26, 3 cartuchos de calibre 9 milímetros, 9 armas blancas, 3 uniformes del ejército, 11 pasamontañas, 4 máscaras, 3 gorros de lana, una prenda para cubrirse la cara, guantes de látex, una cachiporra de madera, un bate metálico, el mango de un mortero metálico y dos placas de matrículas.

En el registro practicado el 20 de marzo en la Agrupación Fuerte de la misma barriada con motivo de la detención de Yunes A.A., se encontraron un saco con 50 piedras de notable tamaño, un machete, un tirachinas artesanal, una chaqueta militar, 1.700 euros y cinco teléfonos móviles y tarjetas SIM.

Por último, en el registro llevado a cabo en el domicilio de Abdel A.L.H se encontró un chaleco antibalas y cuatro mil euros.

Por otro lado y de os archivos de imagen incautados en distintos soportes se ha localizado quince fotografías en las que se aprecia la existencia de los acusados portando distintas armas. Los mismos también han tenido a su disposición, según se detalla en el informe, otras armas de fuego tales como una escopeta recortada. Un revolver con tambor de seis recámaras aptas para el disparo de cartuchos del 38. Un revolver de grandes dimensiones. En el desarrollo de su actividad, el grupo adoptaba notables medidas de seguridad.

Tras los atentados de París de enero de 2015, el grupo reaccionó realizando pintadas en distintos puntos de la ciudad en apoyo expreso al Estado Islámico, al tiempo que tácitamente ensalzaban los citados atentados al recoger “Los de Charlie es poco, el Estado Islámico está de camino”.

El líder del grupo, Farid, compartió un video en el que aparecen los procesados “Anuar y Mohamed recibiendo un entrenamiento físico, escuchándose de fondo cánticos yihadistas en árabe, explosiones y disparos”, dice el informe, que desvela la aparición de imágenes de funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ejército españoles, “que parecen reflejar su animadversión hacia las autoridades occidentales”.

El 24 de octubre de 2014, tras la desarticulación de una célula yihadista, Reduan A.A., “muestra su interés por lo sucedido y la posibilidad de secuestrar a narcos para financiar la yihad en nuestro país”

 

Libre absolución de “Dumbo”

La defensa de Abdel A-L.A, alias “Dumbo”, en su escrito, explica que de la instrucción practicada se ha derivado una ausencia absoluta de indicios racionales contra su representado, siendo imposible inferir la participación del mismo en ilícito alguno.

La defensa niega la veracidad de lo manifestado en cuanto que la participación de su patrocinado en la organización criminar investigada ha quedado plenamente comprobada, y agrega que la falta de motivación del escrito de acusación del Ministerio Público en lo que respecta a “Dumbo” es patente, “lo cual dificulta el ejercicio del derecho de defensa” a la parte.

También aduce, entre otras cuestiones, que a Abdel A-L.A no le ha sido encontrada en sus dependencias ni el más mínimo material o referencia al ISIS ni al yihadismo que le permita vincularle con la organización terrorista.

Para concluir, la defensa en su escrito manifiesta que no habiendo cometido “mi representado delito alguno, procede a la libre absolución de Abdel A-L. A, lo que suplica a la Sala de lo Penal, Sección Cuarta, de la Audiencia Nacional  

Comentarios