Seguridad

La red yihadista desmantelada con conexiones en Ceuta operaba a través de Internet

La joven detenida en Ceuta tiene 21 años. El resto de las detenciones practicadas se han llevado a cabo en Melilla, Barcelona y el vecino Castillejos

aaaaaaaaaaaa.jpgMomento de una de las detenciones practicadas/Mº INTERIOREl Ministerio del Interior ha informado de la detención a primera hora de la mañana en Ceuta de una de las siete personas que han sido arrestadas en España acusadas de formar parte de una red dedicada a la captación y envío de mujeres a la organización terrorista DAESH, que opera en el frente de Siria e Irak. La persona detenida en Ceuta es una joven de 21 años.  El resto de las detenciones se ha producido en Melilla y Barcelona. A su vez, la policía marroquí ha practicado otras dos detenciones en el vecino Castillejos.

La chica arrestada en Ceuta ha sido trasladada a la península en helicóptero. La detención tuvo lugar en la barriada Príncipe Felipe.

Según ha podido saber ceutaactualidad.com, la operación se ha desarrollado a las 06.45 horas de forma simultánea por parte de agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio del Reino de Marruecos (DGST).

Todos los arrestados están acusados de formar parte de una red de captación, reclutamiento y envío de mujeres al frente sirio-iraquí a la organización terrorista DAESH, que actúa en Siria e Irak bajo el nombre de Estado Islámico.

Se están efectuando seis registros domiciliarios en las ciudades en las que se han llevado a cabo las detenciones.

La operación continúa abierta. La situación en la ciudad es de normalidad, aunque por la mañana sonaban insistentemente sirenas. En los barrios de El Príncipe, Juan Carlos I, Los Rosales y Hadú la situación era la de una mañana habitual de martes, sin signos de que se hubiera producido la operación ni tampoco de la evidencia de registros.

Un protocolo minucioso

La organización de captadores trabajaba con arreglo a un preciso protocolo y utilizando, como herramienta fundamental, las redes sociales. A través de éstas, las captadoras difundían mensajes propagandísticos en los que denunciaban la “crisis de valores de la sociedad occidental” y hacían apología de los valores del Islam desde una interpretación extrema. Las reclutadoras se encargaban de difundir los mensajes y de filtrar las respuestas a fin de practicar la selección de las futuras víctimas.

Una vez concluida la fase de captación, las elegidas eran redirigidas a foros privados de WhatsApp, donde las reclutadoras se expresaban de manera más explícita lanzando consignas que, finalmente, desembocaban en mensajes en los que se invitaba a las víctimas a pasar a la acción.

Finalmente, se practicaba una última selección a foros más exclusivos, donde se multiplicaban las medidas de seguridad. Cuando el proceso culminaba se producía el contacto personal entre reclutadora y reclutada previo al desplazamiento a las zonas de conflicto.

La investigación se ha visto dificultada por las férreas medidas de seguridad de la organización.

Un perfil común

El perfil de las jóvenes reclutadas por la red responde a una serie de patrones: jóvenes, incluso menores de edad,  bajas expectativas socio-laborales o usuarias de redes sociales sin supervisión. Aunque las jóvenes reclutadas podrían ser originarias de cualquier lugar de España, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla eran las localidades preferentes para el reclutamiento.

Las reclutadoras ofrecían a las jóvenes una imagen idealizada de lo que serían sus vidas en el Califato del Estado Islámico (zona sirio iraquí controlada por DAESH) como “guerreras yihadistas” o parejas de un muyahidín.

La Policía ha registrado en Ceuta desde 2012 quince denuncias de familiares de personas que han podido abandonar la ciudad captadas por redes yihadistas para combatir en Siria o Irak, algunas de las cuales ya han sido dadas por muertas. De esos casos, nueve eran personas nacidas en Ceuta, entre ellas dos mujeres, y seis eran marroquíes con residencia oficial en la Ciudad.

La operación más importante se llevó a cabo en junio de 2013, cuando la Policía detuvo a ocho personas en el barrio de El Príncipe, como supuestos miembros de una red que se dedicaba a la captación y envío de yihadistas a Siria.

Marruecos

En el vecino reino, las repercusiones de la operación también tienen impacto mediático. El prestigioso diario en francés Yabiladi se hace eco del operativo. Según un comunicado del Ministerio del Interior marroquí, las detenciones en Castillejos (Fnidek) se corresponden a dos hombres, ambos jefes de grupo. También hacen referencia a dos mujeres y un hombre detenidos en Melilla. Indican que la nueva operación se produce después de la publicación, hace unos días, de la marcha de chicas jóvenes originarias de Ceuta para unirse a Daesh, la marca terrorista que opera en Siria e Irak.

 

Comentarios