Seguridad

Los acusados han negado que captaran menores para enrolarlos en las filas de Daesh

Visto para sentencia el juicio contra "el talibán español"

taliban-español-1
photo_camera Hamido es conducido por la Policía tras su detención (C.A./ARCHIVO)

Los tres ceutíes han negado las imputaciones y se han declarado contrarios a cualquier práctica terrorista.

Hamed Abderrahman Ahmed, “Hamido”, ha negado que formara parte de una célula yihadista dedicada a captar a menores para enrolarlos en las filas de la organización terrorista Daesh. Hamido, conocido como “el talibán español” por su reclusión en la base estadounidense de Guantánamo, ha declarado hoy en la última sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra él y los también ceutíes Morad Duas Mohamed y Hamsa Lachayi Abdeslam por su presunta pertenencia a una célula terrorista desarticulada en la ciudad en 2016. El juicio ha quedado visto para sentencia.

La Fiscalía solicita doce años de prisión para cada uno de los procesados por integración en organización terrorista y, como pena alternativa, de nueve por adoctrinamiento. Además, reclama diez años de libertad vigilada.

A estas penas se suman los cuatro años de cárcel solicitados para Lachayi por tráfico de drogas y los dos para Duas por robo de motocicletas.

Todos los acusados han negado las imputaciones y se han declarado contrarios a cualquier práctica terrorista.

Hamido se ha defendido de la acusación de la Fiscalía, que le atribuye una formación en combate que habría adquirido durante su estancia en Afganistán. El ceutí ha rechazado la imputación y ha asegurado que viajó al país asiático para estudiar el Corán. Según ha asegurado, allí fue apresado por militares paquistaníes que lo entregaron a las fuerzas de EEUU, que lo condujeron a la base de Guantánamo, donde permaneció dos años.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad