Semana Santa 2016

DOMINGO DE RESURRECCIóN

El Señor bendice a Ceuta tras haber resucitado

La salida de la Hermandad de Nazarenos del Santísimo Cristo del Triunfo en su Gloriosa Resurrección ha puesto la mañana de este domingo el punto y final a los desfiles procesionales de la Semana Santa de Ceuta. El público que asistió a presenciar la procesión se concentró a las puertas del lateral de la catedral y en la carrera oficial

Un repicar de campanas, que se fundió con los sones del himno nacional, anunciaban al numeroso público que se agolpaba a las puertas del lateral de la Catedral de la salida del Resucitado. Ha sido un desfile majestuoso, cargado de momentos de gran lucimiento.

Desde las trabajaderas, los portadores del trono supieron ajustar en todo momento su caminar a las marchas que interpretaba, con gran maestría, la Agrupación Musical de Nuestro Padre Jesús Caído y Virgen de la Amargura de Ceuta.

La comitiva estaba abierta por tres agentes de la Policía Local con uniforme de gala que precedían a la cruz de guía, escoltada por dos nazarenos con ciriales. Detrás el resto de nazarenos, una representación de varias cofradías de la ciudad, que portaban los estandartes de las mismas, acólitos con dalmáticas, un grupo de pequeños monaguillos, que repartían al público claveles rojos y blancos y estampas de la imagen del Resucitado. Un cortejo de gran belleza y saber estar en un día de júbilo y alegría para la cristiandad. Jesús ha resucitado y sale a la calle para bendecir al pueblo de Ceuta.

La imagen del Santísimo Cristo del Triunfo, obra del imaginero José Manuel Bonilla Cornejo, andaba de maravilla. Los costaleros, con mucho oficio, supieron estar a la altura del momento y el paso lucía con gran esplendor por las calles del recorrido. Tras la salida de la carrera oficial, donde estaba la tribuna de autoridades encabezada por el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, el cortejo se dirigió por el Paseo del Revellín, pasando por la calle Padilla, hasta el Paseo de Colón. Luego Jáudenes y O´Donnell para terminar recogiéndose pasadas las dos y media de la tarde.

Comentarios