Semana Santa 2019

Entrevista al hermano mayor de Las Penas

Fernando Galindo: "Tenemos que luchar para cuidar nuestras tradiciones"

El hermano mayor de Las Penas, Fernando Galindo (J. CH.)
photo_camera El hermano mayor de Las Penas, Fernando Galindo (J. CH.)

Fernando Galindo es el hermano mayor de la Hermandad de Las Penas, cargo que ocupa desde hace apenas un mes y medio.

Quedamos en la sala de juntas de la remodelada Casa de Hermandad de las Penas con Fernando Galindo Frías, recién elegido hermano mayor de la Hermandad.

 

-Lleva usted poco más de mes y medio como hermano mayor de la Hermandad…

-He encontrado la hermandad en muy malas condiciones, muchas deudas, Hay que tapar muchos boquetes pero vamos a salir adelante, Hay mucha gente que se porta muy bien con nosotros. Fíjese que hemos pintado la fachada y la puerta y no nos han cobrado. Mucha gente anónima, buena, nos echa una mano.

 

-¿Es caro sostener una Hermandad como la de Las Penas?

-Poner en la calle los pasos cuesta unos 15.000 euros. Y luego nos preguntan por qué cobramos veinte euros a los hermanos.

 

-Es lo que se denomina “papeleta de sitio”...

-Exactamente, es lo que cobramos costaleros, nazarenos, mantillas… Pero si alguien se encuentra en paro y no puede pagar no se le cobra.

 

-¿Le faltan costaleros a Las Penas, tal y como algunos afirman en las redes sociales?

-Yo paso de esos temas. En lugar de rajar tanto deberían  venir a su Hermandad y coger un costal. Hablar no solucionada nada.

 

-¿Hay castigos en las hermandades por salir llevando otros pasos?

- He oído algo sobre eso. Nosotros no estamos para florituras, no despreciamos a nadie. Lo que hay que hacer es cuidar de las tradiciones. Las hermandades tienen que luchar para sacar sus pasos y, si no, tendrán que recurrir a ruedas para solucionarlo. Fíjese en Los Remdios. ¿Quién no ha disfrutado en la vida una recogida de Los Remedios? Eso no se puede perder.

 

-¿La obra de Gran Vía y Jáudenes estarán en condiciones para acoger los desfiles?

- La Ciudad se ha comprometido a que la obra llegará a tiempo. Trabajo ha costado.

 

-¿Hay Fernando Galindo para rato?

- Si el Señor quiere, estaré estos cuatro años. Después, que  venga ya gente joven. Cuando termine este mandato tendré 76 años.

Comentarios