Servicios

Declara en el juzgado el capitán de la Compañía Rural que ordenó disparar las pelotas de gomas el 6-F

El oficial se mostró en todo momento tranquilo y no trató de esquivar las cámaras./M.G.
photo_camera El oficial se mostró en todo momento tranquilo y no trató de esquivar las cámaras./M.G.

Comienza la ronda de declaraciones de guardias civiles en el Juzgado de Instrucción número 6 por la muerte de 15 inmigrantes en aguas del Tarajal el 6 de febrero de 2014. La toma de declaraciones se ha retrasado debido a un problema técnico que ha impedido grabar el testimonio del primero de los agentes en comparecer. Tras dos horas de declaración ante la juez, los funcionarios han descubierto que tan solo se han grabado 4 minutos. 

El capitán de la Compañía Rural de la Guardia Civil que ordenó disparar pelotas de goma contra los inmigrantes el 6-F en la playa de El Tarajal ha comenzado a declarar a las 09.00 horas en el Juzgado de Instrucción número 6.

Dieciséis guardias civiles, incluido este mando, están imputados por un presunto delito de homicidio involuntario, ya que se vincula su acción a la muerte de 15 inmigrantes, el pasado 6 de febrero de 2014, cuando trataban de llegar a nado a la costa ceutí cercana a la frontera de El Tarajal.

Esta mañana estaban previstas las declaraciones de otros tres guardias. Sin embargo, en torno a las 11.15 horas, un problema técnico obligó a la juez a ordenar un receso hasta mediodía. Los sistemas de grabación funcionaron defectuosamente de modo que tan solo quedó constancia de cuatro minutos de las más de dos horas de declaración del capitán, según comentó a los periodistas el letrado y portavoz nacional de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, Jesús Martín Vázquez. El capitán acudió a los juzgados acompañado por el presidente de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, Francisco García Ruiz. En todo caso, hay que repetir la declaración, por lo que todas las comparecencias previstas sufrirán retrasos como consecuencia del problema técnico.

La comparecencia ante la justicia de los guardias civiles acusados por el 6-F ha suscitado un gran impacto mediático y eran numerosos los profesionales de medios informativos que se encuentran desde primeras horas de la mañana haciendo guardia a las puertas del Palacio de Justicia.

La juez que lleva el caso dio órdenes a los agentes de guardia en el Palacio para que no se permitiera la entrada de periodistas en el edificio, para evitar aglomeraciones.

Comentarios