Sociedad

DEPORTE PARA LA INTEGRACIÓN

El ‘Antonio Campoamor’ acoge el Special Olympics, un campeonato de ámbito internacional para personas discapacitadas

antonio bel
photo_camera Antonio Bel, técnico de Faeps/M.G.

Unos setenta deportistas se miden en la importante prueba que se desarrolla durante toda la mañana con el apoyo de Feaps y Fundación Mapfre, así como Policía Local y Cruz Roja.

El polideportivo Antonio Campoamor acoge esta mañana las pruebas correspondientes al Special Olympics en la que participan hasta 70 deportistas con discapacidad en distintos grados. Cuenta con el apoyo de Feaps Ceuta y de la Fundación Mapfre, así como con la colaboración de la Policía Local y Cruz Roja. 

Son diez pruebas motrices y los mejores pasarán a la fase nacional y de ahí, si es posible, a la europea.

La ilusión de los participantes era patente minutos antes del inicio de la competición, con los  participantes excitados ante el inicio de la prueba.

Antonio Bel, de Feaps, de uno de los técnicos deportivos, junto a Jero Galet. Ellos se han encargado de la organización ‘in situ’ de la prueba.

“Son fundamentalmente pruebas de psicomotricidad para personas con discapacidad intelectual media o alta. Son personas dependientes, para desplazarse, por ejemplo, pero en general para todo”, explica Bel.

En total colaboran 26 profesionales más seis voluntarios de la Fundación Mapfre.

Las diez pruebas son de desplazamiento con obstáculos, tiro de disco, recepción de pelotas, lanzamiento a canasta, lanzamiento de precisión, golpeo a portería, raqueta, equilibrio dinámico, desplazamiento con apoyo y ‘bowling’.

Algunos de los participantes hablan con ceutaactualidad.com antes de la prueba y en todos los caos, casi sin excepción, se muestran absolutamente convencidos de que van a ganar.

Rafael, Vanesa, Tere, Alejandro, Gregorio, Abselam, Salva… Todos ellos participan con una enorme ilusión y entrega. Sus discapacidades son de distinto grado. Por ejemplo, Tere tiene algunas disfunciones de memoria; Abselam empezó con una epilepsia y se ha refugiado en el deporte para superar su discapacidad, contando con el apoyo muy directo de Jero Gaket; Rafael padece una discapacidad intelectual media… Gregorio, Goyo, anda preocupado porque quiere participar pero aún le falta la firma de su progenitor. Lo más seguro es que la rúbrica llegue a tiempo y pueda cumplir con su deseo de participar.

¿Ganarán?: “Voy a ganar”, explica Vanesa. “Ganaré”, dice Tere.  “Pues la verdad es que no tengo ni idea”, concluye Alejandro. Todos ellos, antes de que comience la competición, son los verdaderos campeones.

Comentarios