Sociedad

Residentes en Cruz Blanca reciben tratamiento dental gracias al altruismo de una clínica

Una campaña de Bucalclinic atiende a más de 40 personas acogidas en Cruz Blanca

Sin_título-1.jpgBucalclinic, con total generosidad, está prestando una atención singular a las personas que se encuentran internas en la Casa Familiar Nuestra Señora de Los Ángeles de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, en el Sardinero.

Más de 40 reciben una atención diaria de higiene bucal en Cruz Blanca gracias a Bucalclinic. La directora en Ceuta, Mercedes Araujo, quiso estar personalmente con el equipo que dirige Patricia Salgado, quien encabeza el centro de Cruz Blanca. Ella misma entregó un nuevo equipamiento. Allí, en Cruz Blanca, hay personas con una calidad profesional y humana que, realmente, dejan a los visitantes conmovidos. Bucalclinic, por cierto, se resiste a cuantificar lo que gasta en la atención bucodental a estas personas. Para ellos queda.

Allí están trabajando Mamen Roca, coordinadora de auxiliares de la residencia; Noemí Carmona, Javier Ortiz, Macarena, muchas personas… Es realmente gratificante pasar un tiempo con todos ellos y también con los internos, como el “polvorilla” de la reunión, Abselam “Apa”, quien no para de recorrer las instalaciones, siguiendo a todo quisque viviente, queriendo participar y estar. Es un “máquina”, al igual que el querido Jesús Ángel, a quien el que suscribe conoce desde hace más de veinte años.

La higiene bucodental es “primordial”, advierte Mamen Roca. Se trata de un colectivo que por la medicación, la alimentación, los problemas de salud, la forma de comer (algunos pueden triturar los alimentos al comer, otros simplemente engullen), o simplemente la salivación, presenta diversos problemas que determinan que una adecuada higiene bucodental sea extraordinariamente importante y difícil de llevar a cabo.

Bucalclinic les provee de todos los materiales necesarios –incluso cepillos de dientes que funcionan mediante electricidad-, colutorios, pasta dentífrica, etcétera. Pero es que además, como cuenta Mercedes Araujo, si necesitan algún tratamiento específico, alguna intervención en clínica, se les presta de forma totalmente gratuita. Por si fuera poco, todos los internos disponen de la posibilidad de que se les realicen dos revisiones al año. También tanto el pasado año como este, se han dispuesto de talleres para los profesionales que cuidan de los personas acogidas en Cruz Blanca. Todos los diagnósticos y las posteriores intervenciones que fuesen necesarias son absolutamente gratuitos, gracias a Bucalclinic.

Los acogidos han sido acostumbrados a mantener una rutina, una disciplina de higiene bucodental –que les procura una mayor calidad de vida. En algunos casos, los de menor autonomía personal, es imposible que lo hagan por sí mismos.

El personal, con Patricia Salgado a la cabeza, se encuentra “muy agradecido”. Y notan claramente, una “mejoría” de todos ellos. Se nota sobre todo en personas cuya salivación es muy excesiva o también en aquellos a los que se les dispensa una medicación fuerte. Tienen en determinados casos problemas de halitosis, mucho más destacados que en otras personas.

Comentarios