Sociedad

Cáritas Ceuta: sin distinción entre parroquias

Manuel Getal, Director de Cáritas en Ceuta
photo_camera Manuel Getal, Director de Cáritas en Ceuta (Omnes)

El director de Cáritas Ceuta, Manuel Gestal, pone en valor el trabajo que se hace desde el centro de distribución

“Nuestros pies están fundados en el Evangelio, en la comunidad cristiana” manifestó Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española. “Permanece, siempre, el servicio a todos, sin excepción, sin preguntar de dónde vienes o cómo son”.

Estas palabras se pueden aplicar al pie de la letra a Cáritas diocesana de Ceuta. Para comentar los retos de esta sede, Omnes (medio de comunicación multiplataforma de información sobre la Iglesia) ha conversado con su directo Manuel Gestal.

El director de Cáritas Ceuta subrayó a Omnes alguna de las particularidades del centro de Ceuta: “Se ha puesto al servicio de las parroquias. Lo más importante es señalar que antes los equipos de Cáritas de las parroquias eran autónomos, y cada uno, según sus posibilidades, repartía a sus usuarios el dinero que tenían. Con el Centro de distribución, hemos conseguido acabar con los términos usuario de parroquias ricas y usuario de parroquias pobres”.

“Ahora, cualquier usuario recibe exactamente lo mismo. Lo que miramos fundamentalmente para las ayudas es el número de miembros de la unidad familiar. Y en función de eso se destina una cantidad de puntos, y van haciendo una compra, con pequeños límites, de tal manera que sea una compra responsable. Que es lo que pretendemos también” destaca Gestal.

Manuel Gestal, el año que viene, en julio de 2023, cumplirá seis años en su segunda etapa como director de Cáritas diocesana de Ceuta. Pero desde 2009 estuvo ya al frente. En total, lleva 14 años impulsando y dirigiendo la atención de los más necesitados en la Ciudad autónoma. Gestal tiene como objetivo seguir la frente “hasta los 70 años. Tengo 66, o sea, me quedan 4”.

En cuanto a la tarea actual, Gestal explica que “hay siete Caritas parroquiales en Ceuta, y atendemos a unas 600 familias al mes, con una media de entre 4 y 5 personas por familia, por lo que se presta una atención a alrededor de 2.500 personas en la actualidad. Estamos en total entre 40 y 50 voluntarios. En el Centro de Distribución hay 5 trabajadores”.

En cuanto a los retos inmediatos, que tienen que ver con el país vecino. “Ahora mismo estamos en un ”stand by”. Se ha abierto la frontera con Marruecos, y seguramente subiremos. Oscila mucho con los planes de empleo de la ciudad”.

Comentarios