Sociedad

Los ugetistas descubren una placa en memoria de los escoltas de Sánchez Prado y otra en el inmueble de la sede del sindicato

Día de recuerdos y emociones

La jornada de hoy en las celebraciones que se llevan a cabo por parte de la UGT con motivo del 130 aniversario de su fundación ha estado centrada en el recuerdo. Así, y en el monumento a Sánchez Prado, los ugetistas descubrieron una placa en memoria de los escoltas del que fuese alcalde de Ceuta, y otra en la confluencia de la calle Real con Agustina de Aragón, local en el que se ubicó la Casa del Pueblo hasta 1936.

En un acto muy emotivo, el secretario general de UGT, José Álvarez, acompañado por el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y familiares de algunos de los escoltas de Antonio López Sánchez Prados, que fueron asesinados en Ceuta durante la guerra civil. Descubrieron la placa Alfonso González, hijo de Prudencio González, Eva Perea, sobrina nieta de Francisco Martos Hernández y Pedro Galiani, nieto de Enrique Galiani.

Tras el descubrimiento de la placa, el secretario general de la UGT recordó lo sucedido “en nuestro país, venganzas estúpidas a personas muy dignas que habían hecho un trabajo muy honorable como es el caso de los escoltas, servidores públicos, del que fuese alcalde de la ciudad, Antonio López Sánchez Prado.

Alfonso González, visiblemente emocionado, comenzó a relatar lo acontecido en esas fechas tan duras tanto para él como para su familia. Las lágrimas de emoción al recordar lo sucedido le impidieron seguir. Pedro Galiani también mostró su emoción y ha agradecido a todos los que han hecho posible este reconocimiento.

 

Placa en la sede de UGT

Acto seguido, la comitiva se trasladó hasta el cruce de las calles Real y Agustina de Aragón, lugar en el que se descubrió una placa conmemorativa en el lugar en la que estuvo ubicada la sede de la Unión General de Trabajadores y la Casa del Pueblo.

 

Comentarios