Sociedad

Hicham, un año después

El día que nació un héroe

Hicham junto a su hermana Nisrim un año después del incidente (C.A.)
photo_cameraHicham junto a su hermana Nisrim un año después del incidente (C.A.)

Hace un año Hicham recibió un disparo en el abdomen al intentar defender a unos menores de sus agresores. Doce meses después este joven puede contarlo y recordarlo aunque las secuelas físicas y psíquicas no han desaparecido.

“Un joven de 27 años, que responde a las iniciales de H.M., ha resultado herido esta madrugada después de recibir un disparo en el abdomen al intentar evitar el acoso a tres menores”. Con este titular nos despertábamos el 15 de octubre de 2016.

IMG_9170El joven resultó ser Hicham Mohamed, un chaval nada problemático vecino del Recinto que sin comerlo ni beberlo se vio implicado en un trágico suceso que nunca olvidará.

Un año después este joven se encuentra "bien dentro de lo que cabe, no nos podemos quejar. Lo importante es que estamos aquí", comenta Hicham desde el que ahora es su nuevo hogar. Aunque han pasado 12 meses, las secuelas físicas y psíquicas no han desaparecido. La parte interior del muslo derecho hasta la rodilla la tiene dormida porque en esa zona también tuvieron que intervenirle. La barriga no ha dejado de molestarle. En los últimos días el dolor es más intenso y tendrá que visitar a un especialista para que le practique una resonancia. 

Hicham no ha dejado de acudir a revisiones médicas y continúa con medicación diaria que le impide realizar una vida normal. Antes del incidente, trabajaba en una empresa de aluminios, ahora está de baja y no sabe si volverá algún día a desempeñar esta labor ya que no puede coger nada de peso, incluso le cuesta estirarse. 

A pesar de todo, asegura que doce meses después volvería a actuar de la misma manera "aunque tomaría algunas precauciones diferentes". 

Con 28 años recién cumplidos es consciente de que le queda una vida por delante y va a intentar vivirla con intensidad. Entre sus planes de futuro más a corto plazo está volver a trabajar porque siempre ha sido una persona muy activa. 

 

¿Qué pasó ese 15 de octubre?

HichamSegún el relato de testigos presenciales, dos hombres se encontraban acosando a un grupo de menores en el Paseo de Colón cuando tres personas se acercaron para reprenderles por su actitud, comenzando una discusión. Uno de los presuntos autores de los hechos golpeó a una de las personas que se acercó a defender a los menores, la tiró al suelo, sacó una pistola y le encañonó a la altura del pecho.

En ese justo momento pasó por ahí Hicham que no dudó en agarrar al agresor por la espalda cayendo ambos al suelo. Fue en ese momento cuando el autor de los hechos realizó dos disparos, el primero no impactó en el cuerpo de Hicham pero el segundo le alcanzó en el abdomen.

Hicham fue ingresado en el Hospital con pronóstico grave. Hicham salvó a una persona de recibir un disparo aun sabiendo que ponía en peligro su vida.

Días después del suceso, la Policía detenía a los culpables, dos sargentos primero de la Legión. El autor material de los hechos ingresó en un establecimiento militar después de que la juez decretara prisión provisional. Al acompañante se le pidió prisión eludible bajo fianza de 6.000 euros.

Mientras la investigación proseguía Hicham continuaba entre la vida y la muerte en el Hospital. Poco a poco fue mejorando de sus heridas y tras seis días en la UCI era trasladado a planta. Ya fuera de peligro Ceuta Actualidad pudo conversar con HichamHicham 2

“Me acuerdo perfectamente de los dos pero, sobre todo, de la cara de odio del que me disparó”; “Hice lo que tenía que hacer: vi que estaban metiéndose con el niño y me lancé”; “Sentí como el tiro me quemaba por dentro, ese momento lo tengo muy presente”, eran las frases de Hicham desde la cama del hospital.

Pocos días después, el 28 de octubre, el joven recibía el alta médica tras trece días ingresado. Hicham, considerado un héroe en las redes sociales, volvió a recibir a este medio pero ya en su casa, bajo el calor de familiares y amigos. A pesar de reconocer que sentía miedo, sobre todo cuando se quedaba sólo, este valiente aseguraba que no se arrepentía de su actuación y que si volviera a pasar quizás actuaría de la misma manera.

Ya ha pasado un año desde aquella trágica noche y las cicatrices siguen sin cerrar. Hicham nunca podrá olvidar el duro palo que le dio la vida un 15 de octubre, un día en el que nació un héroe en Ceuta.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad