Sociedad

FINAL TRáGICO EN "EL PRíNCIPE"

Una empresa ceutí, detrás de la muerte de Fátima Ben Barek

Manuel de la Cruz, primero por la derecha, durante el rodaje/ CEDIDA
photo_cameraManuel de la Cruz, primero por la derecha, durante el rodaje/ CEDIDA

La Plaza Audiovisual S.L., una empresa ceutí dedicada a prestar servicios apoyados en el uso de drones, es la responsable de la grabación de la trágica escena final de la serie "El Príncipe".

Morey abraza el cuerpo sin vida de Fátima, tendido sobre una playa de rubicunda arena, mientras la cámara se aleja de ellos para alzarse por encima de un frondoso bosque detrás del cual, en una perspectiva imposible, se dibuja El Príncipe recortado ante la silueta de la Mujer Muerta.

El último plano de la exitosa serie de Telecinco, el que va de mujer muerta a Mujer Muerta, tiene la factura de La Plaza Audiovisual S.L., una joven empresa ceutí dedicada a la prestación de servicios apoyados en el uso de drones.

“Es uno de los secretos que más me ha costado mantener en toda mi vida”, confiesa el director de operaciones de la empresa, Manuel de la Cruz, uno de los pocos españoles que llegó a conocer dos de los cuatro finales filmados por la productora y, de ellos, el que, a la postre, resultó ser el definitivo. Los padecimientos de De la Cruz se han multiplicado si se considera que la secuencia se rodó hace un año, “Rodamos dos finales, uno de ellos menos trágico que el que finalmente se emitió, y, después, 365 días de silencio”, bromea.

La relación de La Plaza Audiovisual con la producción de Telecinco se remonta tres años atrás a la etapa previa al rodaje de la primera temporada de la serie. La colaboración de la empresa ceutí con Plano & Plano, productora de la serie, ha permitido al equipo de La Plaza forjar una relación de complicidad con los técnicos y actores de “El Príncipe”.

“Hiba Abouk, José Coronado, Stany Coppet, Álex González… Todos ellos son gente supersana, supersimpática con los que se genera un ambiente de trabajo absolutamente relajado”, explica el director de operaciones.

 

El rodaje

La trágica muerte de Fátima Ben Barek al borde del mar y a los pies de la barriada que da nombre a la serie se rodó, en realidad, en el pantano de la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias. La taumatúrgica irrupción de El Príncipe y de la Mujer Muerta en pleno corazón de la Comunidad de Madrid es obra de la pericia de Stargate Studios, una empresa norteamericana responsable de los efectos especiales de series como “The walking dead”.

“El día de nuestra escena, el rodaje había experimentado un retraso que amenazaba con dar al traste con la jornada de trabajo. Cada vez estábamos más cerca del atardecer y teníamos que rodar antes de que llegara la noche. ¡Y teníamos que grabar dos finales! Al final lo hicimos, pero a todo trapo”.

Tal y como reza la promoción de la serie, todo en El Príncipe acaba en agua salada o en lágrimas. Aunque existen serias dudas acerca de la posibilidad de que el pantano de San Martín de Valdeiglesias haya albergado jamás una sola gota de agua de mar.

Comentarios