Sociedad

La Consejería de Festejos organiza una Cabalgata solidaria con el Banco de Alimentos

El paseo de Sus Majestades los Reyes de Oriente por Ceuta soportará publicidad y lo recaudado así será para esa organización

La cena de Fin de Año ya está resuelta en la mayor parte de los hogares ceutíes, si juzgamos por la afluencia de público durante esta mañana al mercado central de abastos. Los puestos del mercado han sido testigos del trasiego monótono de las decenas de compradores  perezosos que todos los años, en las horas previas a la tradicional cita con las uvas, acuden a proveerse de los artículos que deberían de haber adquirido días atrás.

Quienes en estas épocas de crisis puedan permitírselo, es decir, quienes no se encuentren en el paro o no hayan visto cómo su viejo empleo ha sido sustituido por otro de muy inferior remuneración y peores condiciones laborales, podían esta mañana encontrar artículos a muy buen precio para colmar su mesa.

Las tradicionales uvas, insustituibles en esta fecha, o un pescado a precio muy asequible -, desde los siete euros del kilo de rape, los diez del gallo, los catorce del salmón hasta las más prohibitivas angulas, a 70 euros el kilo- podían encontrarse en el mercado de abastos.

Los puestos de carne ofrecen también sus viandas: solomillos a 30 euros, entrecot a 13 o el más llamativo cochinillo, que se pagaba a 60 kilos la pieza mediana.

Comentarios