Sociedad

DíA INTERNACIONAL DE LA DISCAPACIDAD

Un hueco en la Constitución

Un hombre en silla de ruedas departe con una mujer frente al expositor del CERMI/ ANTONIO SEMPERE
photo_camera Un hombre en silla de ruedas departe con una mujer frente al expositor del CERMI/ ANTONIO SEMPERE

Las personas con discapacidad han salido hoy a la calle para reclamar el reconocimiento expreso en la Constitución de sus derechos sociales. CERMI-Ceuta ha celebrado esta mañana el Día Internacional de la Discapacidad con la lectura pública del manifiesto que plantea esta reivindicación. La población con discapacidad en la ciudad supera en algo más de dos puntos la media nacional. 

Deficiencias en la aplicación de la normativa sobre accesibilidad, dificultades opuestas a la inclusión educativa, insuficiencia de recursos para la dependencia, tímidos avances en materia de integración laboral. El Día Internacional de Personas con Discapacidad se ha celebrado hoy en Ceuta entre sombras y aspiraciones insatisfechas.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha sacado esta mañana a la calle sus reivindicaciones. La presidenta de la entidad en Ceuta, María Luis Villadén, ha dado lectura en el Paseo del Revellín al manifiesto redactado por la organización, que en este año ha cifrado sus objetivos en la obtención de un reconocimiento efectivo de los derechos sociales de las personas con discapacidad a través de su consideración como derechos fundamentales en la Constitución.

Las últimas estadísticas oficiales sobre discapacidad en España figuran en la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia (EDAD), publicada en 2008. Los resultados cifraban en algo más de 7.400 las personas con discapacidad residentes en Ceuta, es decir, un 11,32% de la población. La media nacional se sitúa en el entorno del 9%.

Este grupo de ceutíes se enfrenta a diario a escenarios de discriminación, en muchos casos inadvertida por el resto de sus conciudadanos. La conciencia de que existe un vasto campo de trabajo sobre el que actuar guía las iniciativas de Cermi. “En materia de accesibilidad, no andamos”, ironiza la responsable de la entidad en Ceuta al espigar uno de los problemas más enconados con los que han de lidiar las personas con discapacidad. Este año, la Confederación ha instituido un premio con el que pretende distinguir a los establecimientos públicos que han mostrado una mayor sensibilidad en esta materia. El premio al establecimiento accesible ha recaído este año en Bahía Club.

 

Discapacidad en Ceuta

La situación de la población con discapacidad en Ceuta queda reflejada en el estudio que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad elaboró en 2010 bajo el título “Encuesta, Discapacidad, Autonomía Personal y Sistema de Dependencia”.

El documento constata la dificultad en el acceso a los recursos y la dependencia de ellos derivada de las desigualdades sociales y la existencia de “grandes capas de exclusión”. Junto a ello, destaca la inexistencia de servicios de atención específica que obliga a desplazamientos a la Península, con el consecuente coste económico y humano para las familias.

El trabajo elaborado por el Ministerio también aborda el ámbito de la educación y la discapacidad. El informe concluye que en ambas ciudades la inclusión educativa es efectiva en las primeras etapas de escolarización, pero encuentra “grandes dificultades” a partir de la enseñanza secundaria.

La falta de un tejido asociativo suficiente en el campo de la inserción laboral es una de las deficiencias señaladas por los autores del estudio, quienes advierten de los efectos perniciosos de los planes de empleo vigentes en Ceuta y Melilla. Tras reconocerles una gran relevancia en la estrategia para la creación de empleo destinado a personas con discapacidad, el documento señala que los planes también están en el origen de la inestabilidad laboral y la desmotivación en la búsqueda de empleo por otros medios. “El problema de la inestabilidad de estos planes genera en las entidades dificultades para la planificación de servicios de forma estable en el medio y largo plazo”, se asegura en el informe.

La accesibilidad en Ceuta y Melilla tampoco supera el escrutinio de los expertos, sobre todo en dos ciudades donde resulta obligado desplazarse hasta la Península para beneficiarse de determinados recursos sociales y sanitarios. Las personas con discapacidad son precisamente aquellas que por su estado de salud resultan las más perjudicadas por ser quienes han de recurrir a prestaciones sanitarias que no encuentran en la ciudad donde residen. “Este hecho es especialmente perjudicial para las personas con enfermedad mental y para los niños con discapacidad, grupos que carecen ambos de recursos clave de atención dentro del territorio de las ciudades autónomas”, alerta el documento.

Asimismo, el informe resalta la “escasa” cobertura de recursos relacionados con el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, fundamentalmente en Ceuta y en lo que respecta a la atención de día y servicios residenciales.

 

Comentarios