Sociedad

Gracias a la reactivación de un programa con las autoescuelas

Los internos de la prisión de Ceuta podrán sacarse el carné de conducir en la cárcel

Los internos de Fuerte Mendizábal podrán sacarse el carné en el centro (C.A.)
photo_cameraLos internos de Fuerte Mendizábal podrán sacarse el carné en el centro (C.A.)

Instituciones Penitenciarias ha puesto en marcha un programa por el que los internos de la cárcel de Ceuta podrán obtener el carné de conducir, clase B y A2, en el centro penitenciario mientras cumplen sus condenas.

La idea arranca tras la entrada en prisión de personas que son reincidentes en delitos contra la Seguridad del Tráfico, esto es, conducir sin estar en posesión del carné de conducir. Ante ello, Instituciones Penitenciarias ha puesto marcha un programa, que ya se desarrolla en otros centros penitenciarios, en colaboración con autoescuelas. para que los internos puedan recibir la formación necesaria para conseguir superar las pruebas establecidas para la obtención del permiso de conducir.

Las clases teóricas de los permisos tendrán lugar en el centro penitenciario, mientras que la formación práctica, se realizará fuera de la prisión y correrá por cuenta del recluso, así como la tasa de examen. La recuperación del carné (perdido por agotamiento de los puntos o por decisión judicial), la pagará íntegramente el interno, como también la tasa de examen. En este caso será el centro autorizado que lo desee más próximo a cada prisión el que proporcione la enseñanza, para lo cual un profesor se desplazará hasta la cárcel; también lo harán las víctimas de accidentes de tráfico, al objeto de aportar su testimonio.

La campaña que ahora se va a iniciar en la cárcel de Ceuta se enmarca dentro del acuerdo alcanzado por el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, y el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz. Se trata de una iniciativa iniciada en 2010 y que se interrumpió en 2017 y que ahora se retoma, y que cuenta con la colaboración de la DGT, la Fiscalía de Seguridad Vial, el Real Automóvil Club de España (RACE), la Asociación Española de Centros Médicos-Psicotécnicos (ASECEMP) y otras entidades.

Hasta el 31 de abril de este año había en España algo más de 1.200 personas privadas de libertad por delitos relacionados con la Seguridad del Tráfico, que representaban un 2,3% del total de la población reclusa. No obstante, el programa está abierto a todo tipo de internos, con preferencia para los que están a punto de cumplir su condena.

Comentarios