Sociedad

hasta el miércoles a la caída del sol

Los judíos se arrepienten y piden perdón en el Yom Kipur

Yom Kipur marca el final de los 10 días de arrepentimiento o días terribles / CEDIDA
photo_cameraYom Kipur marca el final de los 10 días de arrepentimiento o días terribles / CEDIDA

La finalidad del Yom Kipur, considerado el día más santo y más solemne del año, es “no incurrir en los mismos errores y subir un escalón en la espiritualidad”, explica el presidente de la comunidad, León Bentolila. Hoy martes los judíos en la sinagoga se desvinculan de todo lo físico y pasajero.

Hoy martes la comunidad hebrea celebra el Yom Kipur, un día para el arrepentimiento y el perdón que se celebra desde esta noche antes de la caída del sol hasta el miércoles a la misma hora.  Durante 25 horas los judíos de la ciudad piden perdón, “primero a sus semejantes, a familiares, amigos, a las personas más cercanas a las que hemos podido herir de alguna manera y en segundo lugar, lo más fácil, pedir el perdón de los cielos”, explica el presidente de la comunidad hebrea, León Bentolila.

La finalidad del Yom Kipur, considerado el día más santo y más solemne del año, es “no incurrir en los mismos errores y subir un escalón y no ser tan dependientes de lo físico para alcanzar mayores cotas de espiritualidad”, matiza. Hoy los judíos en la sinagoga se desvinculan de todo lo físico y pasajero para “volar hacia arriba lo más libres posibles para cuando se produzca la llamada y nos pidan cuentas, tener la conciencia tranquila”. Muchos sefardíes se visten de blanco como símbolo de pureza.

Yom Kipur marca el final de los 10 días de arrepentimiento o días terribles y ofrece a los judíos la última oportunidad de obtener el perdón y la absolución de sus pecados del año anterior. Según las creencias de los judíos, en un día como hoy se somete a juicio a todas las personas del año venidero. Para ser merecedor del perdón de los pecados, el día se dedica al arrepentimiento espiritual y se adopta el compromiso de iniciar el año nuevo con la conciencia limpia, desde la seguridad de saber que Dios perdona a todo aquel que se arrepienta de verdad de sus malos actos.

Aunque la festividad no está relacionada directamente con ningún acontecimiento histórico algunos creen que este fue el día que Moisés bajo del Monte Sinaí con las asegundas tablas grabadas con los Diez Mandamientos y que el Señor perdonó a los israelíes por el pecado del Becerro de Oro. Se trata de una festividad que tiene su origen en el Torá, donde se denomina Shabbat de Descanso Solemne, un día en que no se puede realizar ningún tipo de trabajo productivo.

Comentarios