Sociedad

Los sindicatos niegan que el número de aprobados entre los alumnos musulmanes esté premeditado

CCOO, UGT y CSIF censuran las palabras del presidente de la Unión de Comunidades Islámicas, quien sugirió que la escuela margina a los musulmanes

"El número de alumnos musulmanes que aprueba está estudiado y premeditado". Estas son las declaraciones que el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta, Laarbi Al-Lal Maateis, realizó a Ceuta Actualidad tras preguntarle por la situación educativa del colectivo en la ciudad.  Así mismo afirmaba en la entrevista mantenida con este medio que "ayer mismo me comunicó un familiar que un profesor le preguntó a sus hijos que para qué querían llegar a la universidad. Esto no se puede permitir. Es una guerra psicológica que les baja la moral a los chicos. Solo buscan dañar la imagen de la comunidad islámica. Otros profesores incluso dicen a los alumnos musulmanes que no van a aprobar. En los colegios e institutos se forman guetos y las peores notas son siempre de los musulmanes, por eso, muchos tiran la toalla. De hecho, el número de alumnos musulmanes que aprueba cada curso está estudiado y premeditado". Unas duras palabras que no han sentado bien en el seno de la comunidad educativa. 

Estefanía Lara, encargada de Educación dentro del CSIF, ha explicado que "la educación comienza en casa. Son los padres los que tienen que inculcar a sus hijos el valor del estudio y del esfuerzo. Ahí es donde comienza la educación". En relación al alto fracaso escolar en la ciudad, entorno a un 40%, Lara lo tiene claro. "El fracaso no se mide por religiones. Nada tienen que ver las creencias religiosas para aprobar o suspender". Desde este sindicato critican que sea el profesor quien suspende y el alumno quien aprueba. "No es justo. Estas declaraciones no hay por donde cogerlas".

Por su parte, Francisco Lobato, responsable de educación de UGT, califica estas declaraciones de barbaridad. "Es un juicio de valor pero si tiene datos de esta supuesta cuota de aprobados debería ir al juzgado". Lobato define a los profesores ceutíes como profesionales. "No hay favoritismos. De hecho, con los alumnos más necesitados la atención del docente es mayor y no se hacen distinciones. Los profesores son imparciales y objetivos".  Por su parte, Antonio Palomo de CCOO considera estas palabras "ofensivas para el profesorado. Puede haber casos excepcionales de profesores pero no se puede generalizar. Hablar de guerra psicológica es inapropiado".

Maateis también afirmó que el idioma materno no es un problema para los niños que llegan al colegio y que "no hay niños de 3 años que no hablen castellano, miente quien diga eso". Lobato de UGT asegura que es indiscutible que hay alumnos que llegan al colegio con un nivel muy bajo de castellano "pero eso no es una estigmación, es una realidad, de ahí que los sindicatos apostemos por clases de apoyo y por bajar las ratios".

Este periódico se ha puesto en contacto con la Dirección General de Educación pero no hemos podido recabar la opinión del director ya que está de vacaciones y el secretario general nos ha explicado que él no está autorizado a realizar declaraciones. Así que el Ministerio se queda sin voz estas navidades.

Comentarios