Sociedad

Un servicio de atención psicológica acompañará a las víctimas de violencia de género

Concentración contra la violencia de género celebrada en la Plaza de los Reyes el 25 de noviembre de 2018 (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Concentración contra la violencia de género celebrada en la Plaza de los Reyes el 25 de noviembre de 2018 (C.A./ARCHIVO)

La iniciativa parte del Colegio Oficial de la Psicología de Ceuta y tendrá carácter especializado y permanente.

El Colegio Oficial de la Psicología de Ceuta ha puesto en marcha un servicio de acompañamiento psicológico especializado y permanente para mujeres y menores víctimas de la violencia de género. El proyecto cuenta con subvención a cargo del Pacto de Estado en este ámbito y de la Consejería de Servicios Sociales a través del Centro Asesor de la Mujer (CAM).

La iniciativa está enmarcada en las medidas contempladas en el Eje 3 del Pacto y dirigidas al “perfeccionamiento de la asistencia, ayuda y protección que se ofrece a las mujeres víctimas de la violencia de género y sus hijos”.

Para ello, se establecerá un servicio de atención psicológica de urgencia especializada y permanente a las víctimas en la ciudad durante este año, iniciativa denominada GIPVIGEN (Grupo de Intervención Psicológica a víctimas de violencia de género en situaciones de riesgo).

Para desarrollar este servicio se ha creado un grupo de profesionales especializados en atención psicológica, quienes de manera permanente y continuada todos los días del año, establecerán un sistema de guardias para atender aquellos casos en los que sea requerida su intervención. Estas actuaciones se realizarán en el lugar en el que se encuentren los afectados. La asistencia psicológica a las víctimas se practicará a través de medios telemáticos (atención telefónica, vídeollamadas…)

Este servicio se activará en casos de urgencia e inmediatamente después a que se produzca una situación de violencia o agresividad, de gravedad alta o extrema, valorada como tal por el Servicio de Emergencias que procede a la activación del equipo. Así, el procedimiento de activación comenzará con una llamada al teléfono de emergencias 1-1-2, que a su vez contactará con profesional de la psicología que se encuentre de guardia en ese momento, garantizando así su presencia en la ubicación en la que se halle la víctima.

Además, la Jefatura Superior de la Policía Nacional dispondrá del número de teléfono de este servicio para ponerlo a disposición de todas las víctimas que deseen utilizarlo en el momento de interponer una denuncia o cuando la situación lo requiera. Todas las intervenciones deberán contar previamente con el consentimiento de las víctimas. 

Comentarios