Sociedad

cuatro años de tarifas congeladas

La subida del precio del taxi divide a la población

La carrera mínima del taxi subirá de 3,30 a 3,50 euros, un incremento de 20 céntimos que será debatido en el próximo pleno de la Asamblea. El sector del taxi lleva más de cuatro años con las tarifas congeladas. 

El Gobierno tiene previsto llevar al Pleno de la Asamblea del próximo mes de abril una propuesta encaminada a incrementar la carrera mínima del taxi de los 3,30 euros que cuesta actualmente a los 3,50 euros. Un incremento de 20 céntimos que se produce después de que el sector haya mantenido congeladas las tarifas durante cuatro años.

El retraso se debe, fundamentalmente, al traspaso de la competencia de transporte público de la Consejería de Sanidad a la de Gobernación. Los taxistas cansados de esperar amenazaron con sacar los taxis a la calle si el Gobierno no cumplía con un compromiso que viene de largo. 

Tras una reunión mantenida entre los representantes del taxi y el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel lanzaba el compromiso de llevar esta medida tan ansiada al próximo pleno y que fuera debatida entre los miembros de la Asamblea.

A cambio, Hachuel pidió a los taxistas eliminar algunos de los suplementos que aplican como el de 1, 20 euros por viajar con animales domésticos, siempre y cuando no sean perros guías. El resto de complementos serán intocables al igual que la nocturnidad, el servicio del puerto y la carga por equipaje.

El kilometraje también experimentará un ligero incremento de céntimos. 

El sector del taxi se muestra optimista y confía en cobrar a partir de mayo la carrera mínima a 3,50 euros. El 90% de los taxistas consideran que la subida es normal después de tanto tiempo sin modificarse, teniendo en cuenta que todo es más caro. "Sólo son 20 céntimos, no supone tanto para los bolsillos de los consumidores", asegura a Ceuta Actualidad uno de los taxistas. "El incremento se queda corto tal y como están los tiempos", expone otro de los afectados. "Al final la mayoría de nuestros clientes nos dan 3,50 en vez de 3,30 euros para redondear, no creo que vayan a notar mucha diferencia", opina un tercer encuestado.

La opinión del ciudadano de a pie es más diversa. Están los que opinan que el incremento es normal, que sólo son 20 céntimos y los que consideran que la tarifa es cara de por sí dado lo pequeña que es Ceuta.

Una realidad que aún es sólo una propuesta y de la que conoceremos su resultado en el próximo Pleno de abril. 

Comentarios