Sociedad

Una familia será desahuciada en no más de tres meses si no prospera un recurso judicial

Samia Seguer Salah, su esposo y sus cuatro hijos ocuparon la vivienda, propiedad de Defensa, hace cuatro años. La mujer, sin apenas ingresos, reclama ayuda

La familia de Samia Seguer Salah será desahuciada de la vivienda que ocupa en Cría Caballar desde hace cuatro años. La mujer, junto a su esposo y sus hijos mayores de 10 y 11 años y sus bebés de 18 y 2 meses, tendrá que abandonar por orden judicial las dependencias que ocupó hace cuatro años ante la imposibilidad de sufragar el pago de una vivienda.

El pasado viernes, Samia recibió la notificación de la sentencia por la que debe abandonar la vivienda, un fallo cuya ejecución se demorará no más de tres meses hasta que se resuelva el recurso de apelación que su abogado prevé presentar en los próximos días.

Los locales que ocupó la familia de Samia son propiedad del Ministerio de Defensa. El matrimonio adecentó las dependencias para convertirlas en la vivienda en la que residen actualmente, y que tendrán que abandonar si el recurso no logra modificar el sentido de la sentencia ya dictada.

“Por toda solución, en servicios sociales me han dicho que me vaya a casa de mis padres o que me traslade a Marruecos con mis parientes –se queja Samia- Pero es que yo soy española”.

Chadia, la hermana de Samia, expone la situación crítica en la que se halla la familia. La mujer percibe como único ingreso 280 euros mensuales de un subsidio, mientras que su esposo, de nacionalidad marroquí, reside en Ceuta gracias a un visado pero se encuentra desempleado. “Pedimos un techo para esta familia porque, si finalmente los echan, no tienen donde ir –pide Chadia- Nos bastaría incluso con un hostal o algo así mientras se encuentra una solución definitiva”.

Comentarios