Sociedad

ceuta actualidad recorre la barriada

Los vecinos del Recinto Sur, dispuestos a conseguir el derribo de la antigua Estación Telemétrica

Tras el incidente que mantiene desalojadas a tres familias de la barriada, los vecinos están dispuestos a contratar a un abogado y a un arquitecto para intentar que "echen abajo" esta edificación que tantos problemas está ocasionando. 

Hace unas semanas el fuerte temporal de levante y las lluvias torrenciales que cayeron sobre la ciudad provocaron el desprendimiento de parte de la fachada de la antigua Estación Telemétrica de San Hipólito, ubicada en el Recinto Sur.

Una edificación que muy pocas personas conocían hasta el incidente que ha provocado el desalojo de tres familias de la barriada por peligro a que las piedras caídas puedan alcanzar las viviendas próximas.

El presidente de la Asociación de Vecinos, José María Romero, lamenta que 20 días después de lo sucedido no se hayan tomado medidas drásticas para evitar que este hecho se repita. “Tan solo han apuntalado la fachada caída con seis palos y no han vuelto a aparecer”. Romero alerta del mal estado en el que se encuentra la zona afectada y del peligro que supondrá un nuevo desprendimiento.

Los vecinos han estado recabando información sobre este inmueble abandonado y aseguran que existen dos decretos de demolición “incumplidos” de 2004 y 2007. Para este último incluso aparece la cantidad librada que sería de 35.000 euros y la empresa adjudicada.

Romero lamenta que ahora que los vecinos quieren derribarlo la Ciudad se niegue asegurando que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC). “Durante el tiempo que hemos estado documentándonos no hemos encontrado nada sobre que la Estación sea un BIC tan sólo aparece una propuesta de Septem Nostra para evitar su derribo”, asegura el presidente de la barriada que considera que si el inmueble estuviera considerado un BIC “la obligación es mantenerlo y conservarlo, cosa que jamás se ha hecho”.

Visto que nadie toma cartas en el asunto, los vecinos tienen previsto buscar un arquitecto y un abogado para intentar “echar a bajo” la Estación y así poner fin a futuros daños mayores.

Otros problemas del Recinto

Paseando por la barriada nos encontramos con otros problemas como el de falta de aparcamientos, la seguridad o la inaccesibilidad.

Los vecinos del Recinto solo cuentan con una zona para estacionar sus vehículos, la conocida como “Huerta del Cateto”. Sin embargo, en ese lugar está prevista la construcción de nuevas viviendas. Por este motivo, el presidente pide al Gobierno que retome el “Plan Aparca” donde planificaron la creación de nuevas zonas de aparcamiento en el Guillermo Molina.

Con respecto a la seguridad, Romero asegura tener el mismo problema que otras barriadas. “La seguridad es un desastre en Ceuta y no por falta de agentes que realizan muy bien su trabajo”.

El Recinto está lleno de calles estrechas con escaleras interminables que la convierte en una barriada inaccesible sobre todo para Bomberos o ambulancias. “El día que pase una desgracia los servicios de emergencia lo van a tener complicado porque acceder a esta zona es casi imposible”, lamenta Romero.

Con la limpieza no están muy descontentos aunque reconocen que estaban mejor cuando Urbaser se encargaba de la limpieza de las calles. “Estamos recuperando un nivel óptimo de limpieza pero aún nos queda mucho para llegar al punto en el que hemos estado”.

Pese a estos problemas, el presidente de la Asociación de Vecinos reconoce que la Ciudad ha invertido en esa zona de Ceuta y que se han hecho obras importantes.

José María Romero lleva muchos años al frente del Recinto Sur y aunque piensa ya en jubilarse no lo hará hasta que el relevo valga la pena.

Comentarios