Sociedad

día Internacional de la Sordoceguera

Vivas, en el papel de un sordociego

El presidente de la Ciudad, caminando junto a la presidenta de Apascide/ C.A.
photo_cameraEl presidente de la Ciudad, caminando junto a la presidenta de Apascide/ C.A.

La Asociación Española de Familias de Personas Sordociegas consigue sacar el bastón rojo y blanco y reconocer esta discapacidad como única y específica. 

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha experimentado este martes por unos minutos cómo se siente una persona sordociega. La Asociación Española de Familias de Personas Sordociegas, con Discapacidad Sensorial y Graves Carencias de Comunicación de Ceuta (Apascide) no ha dudado en colocar a Vivas un antifaz y facilitarle el bastón rojo y blanco para que caminara unos metros por el centro de la ciudad y poder sentir lo mismo que una persona que padece este tipo de discapacidad.

Apascide ha instalado un stand en el Paseo del Revellín con motivo del Día Internacional de la Sordoceguera hasta donde se ha acercado el presidente de la Ciudad junto con miembros del Gobierno.

La presidenta de la Asociación, que actualmente atiende a 18 usuarios, se ha mostrado muy satisfecha con los últimos logros alcanzados. Por un lado, junto a la ONCE han sacado el bastón rojo y blanco que permite identificar que la persona que lo lleva es sordociega. "Si queremos ayudarla o dirigirnos a ella debemos hacerlo de otra manera, por ejemplo tocándole el hombro", explica la presidenta de Apascide, María del Carmen Rosino.

Por otro lado, desde ahora se reconoce la sordoceguera como una discapacidad "única y específica". "De esta manera podremos reivindicar medidas específicas para estas personas", apunta Rosino. 

 

 

 

 

 

Comentarios