Sociedad

Vivas y Cucurull instan "a todos a liderar un cambio para una sociedad libre de esta lacra"

vivas-violencia-genero
photo_camera Vivas y Cucurull han coincidido en que hay que seguir con los esfuerzos para librar a la sociedad de la violencia de género / C.A.

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, y el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, han venido a coincidir que la lucha contra la violencia de género es una labor de todos, instando a la sociedad para que lidere el cambio para que la misma quede libre de esta lacra.

En su discurso, en el acto de reconocimiento público a la labor que realizan en este sentido la Policía Nacional, la Nacional y el voluntariado de Cruz Roja, Fernández Cucurull ha asegurado que se trata de un comportamiento irracional de la especie humana, “y no son solo las mujeres las únicas víctimas, ya que sus hijos sufren a diario estas situaciones de violencia en sus hogares, lo que condiciona su bienestar y su desarrollo personal”. “Convierte, además, a los niños en instrumentos de dominio sobre la mujer”, ha dicho.

Cucurull ha recordado que el Gobierno ha impulsado leyes que modifican el sistema de protección a la infancia y adolescencia, “para tratar de dar amparo a los hijos de las víctimas”. “Ha sido, sin duda, un gran paso para defender a los que más sufren”.

La violencia de género, según el delegado, constituye “un grave atentado contra la dignidad personal, la integridad y los derechos fundamentales de quienes la sufren y de sus hijos”.

Cucurull ha precisado que la coordinación entre las administraciones y la educación son los únicos antídotos para que “las generaciones futuras se vean libres de este horror”.

El delegado ha exhortado a toda la sociedad para que, junto con los poderes públicos, lidere el cambio hacia una sociedad libre de violencia contra la mujer.

El presidente Juan Vivas, por su parte, que no se puede permanecer indiferente ante el dolor, el derecho a la vida, la injusticia y el sufrimiento. “Por eso no podemos permanecer indiferentes ante la violencia de género”.

El presidente ha reiterado que la sociedad no se puede mostrar insensible ante tantas mujeres asesinadas y niños huérfanos, ante “tantas heridas, las que sangran y las del alma, las que nunca se curan”.

La sociedad, ha dicho, no puede mirar hacia otra parte, ya que “es cosa de todos”. “La violencia de género es “la más dramática manifestación de la desigualdad”.

Es por ello que Vivas ha pedido el compromiso de todos “para la lucha contra la desigualdad y la discriminación en todas las capas de la sociedad”. Ante la lacra, la ciudadanía tiene que “contestar de una manera rotunda” y reconocer que la violencia de género no es algo que forme “parte de la esfera personal ni íntima de nadie”, ha manifestado.

“No es una cuestión que se resuelva de puertas para adentro, es una cuestión del conjunto de la sociedad, y como tal hay que actuar”.

Aparte de compromiso de todos, particularmente se requiere el compromiso de las instituciones públicas, “para contar con más medios, más coordinación, de actualización normativa” de cara a ser más eficaces en la prevención y en la asistencia y la protección a las víctimas.

Comentarios