Sociedad

VOLAORES, UNA ARTESANíA LOCAL

Una tradición en peligro de extinción

Apenas quedan ocho casetas en la explanada de Juan XXIII. Los famosos puestos de pescado salado han ido desapareciendo por falta de ayudas y por la escasa rentabilidad del negocio.

Si nada cambia y todo sigue como hasta ahora, los tradicionales puestos de volaores terminarán desapareciendo. Ceuta Actualidad ha hablado con algunos de los propietarios en la volaera y todos coinciden en que es un trabajo muy duro que apenas les reporta beneficios. Desde sus humildes casetas piden que se les pague la luz y el agua. Sólo por el terreno que ocupan durante la temporada pagan 500 euros. 

Luchando porque esta tradición no se pierda está Salazones Ceuta, un grupo de ceutíes que ha creado un proyecto con la intención de recuperar esta artesanía milenaria pero actualizando y modernizando el producto. Para conseguir este objetivo, han organizado un concurso a la mejor tapa hecha con Salazón en la que participarán 17 bares de Ceuta. 

Comentarios