Sucesos/Tribunales

Los hechos se produjeron en la frontera de El Tarajal

Un año y nueve meses de prisión para un hombre que intentó sobornar a un guardia civil con 50 euros

Juzgados interior (1)
photo_camera Acceso a la sala de vistas en el edificio de la Audiencia Provincial (C.A./ARCHIVO)

El condenado entregó el billete al agente para no presentar la declaración aduanera que se le exigía por tratar de cruzar la frontera en posesión de 35.000 euros. 

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha condenado a un año y nueve meses de prisión y seis meses de multa a razón de tres euros diarios a un hombre por un delito de cohecho. El condenado trató de sobornar a un guardia civil en la frontera del Tarajal por la cantidad de 50 euros.

El juicio, con tribunal del jurado, iba a celebrarse el próximo día 8 de octubre en la sala de vistas de la Audiencia, pero dada la actitud de conformidad expresada por la defensa del acusado, se celebró rápidamente en la mañana de este lunes, sin necesidad de llegar a un complicado escenario como es el del jurado. El hombre no ingresará en prisión: la pena ha quedado en suspenso habida cuenta de que carece de antecedentes penales.

La Fiscalía pedía en un principio un total de dos años y medio de prisión para el acusado. El hecho de que el asunto llegue a ser juzgado en la Audiencia Provincial viene dictado por ley, teniendo en cuenta la gravedad que supone un delito de cohecho, independientemente de la cantidad supuestamente ofrecida al agente en cuestión.

Los hechos, juzgados ayer, y con sentencia en firme, dado que ni la Fiscalía ni la defensa piensan recurrir la sentencia, ocurrían a las 11.30 horas de la mañana del 8 de julio del año pasado, en el control fronterizo del Tarajal.

El condenado quería ingresar en territorio nacional, procedente de Marruecos, la cantidad de 35.000 euros, que portaba encima. Solo tenía que realizar una declaración sobre el dinero, dado que es una cantidad que se permite introducir en territorio nacional siempre que se comunique convenientemente.

El agente de la Guardia Civil condujo, según el escrito de acusación de la Fiscalía, al individuo a dependencias policiales. Allí, el hombre entregó al agente su DNI y un billete de 50 euros, diciéndole “este dinero es para ti, con este dinero ya no hace falta traer nada”, señaló en referencia a la declaración aduanera en torno a la cantidad de 35.000 euros que quería hacer llegar a España. El hombre, además, djjo estar “convencido” de que conductas como la que el protagonizó “eran habituales”.