Sucesos/Tribunales

Los autores no podrán pisar Ceuta hasta 5 años después de que cumplan su pena

La Audiencia condena a 18 años y 4 meses a los asesinos de "Gufito"

JUICIO GUFITO
photo_camera En la imagen, un momento de una sesión del juicio (C.A.)

La Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha condenado a 18 años y 4 meses de prisión a Fathi Zuir Mohamed Alí, alias “Fathi”, e Ibad Chellaf Mohamed, alias “Huveda”, como autores del asesinato de 2014 de Mohamed Ennakra Ahmed, conocido como “Gufito”.

El fallo del presidente del Tribunal del Jurado atribuye a los condenados la autoría de sendos delitos de asesinato y tenencia ilícita de arma corta. Por el primero de ellos, les impone una condena de 17 años con la accesoria de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la pena. Además, “Fathi” y “Huveda” no podrán acudir a Ceuta durante los cinco años posteriores al cumplimiento de la pena impuesta. Ambos fueron juzgados a finales del pasado junio por el Tribunal del Jurado, que les consideró culpables de los delitos por los que finalmente deberán ir a prisión.

Además, los condenados deberán cumplir otra pena de prisión de un año y cuatro meses por tenencia ilícíta de armas, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena.

“Fathi” y “Huveda” deberán responder de forma conjunta al pago de indemnizaciones a la mujer y madre de la víctima, cuyas cuantías ascienden a 170.000 y 14.000 euros respectivamente.

 

Un crimen en la rotonda del Quemadero

Los hechos por los que “Fathi” y “Huveda” han sido condenados se remontan al día 10 de agosto de 2014 cuando, pasada la medianoche, un individuo no identificado que viajaba a bordo de un vehículo marca Mercedes interceptó a Mohamed Ennakra cuando éste conducía un automóvil Fiat Estilo a la altura de la rotonda del Puente Quemadero, en la barriada El Príncipe. En ese instante, una motocicleta con dos ocupantes se dirigió hacia el vehículo de la víctima disparando contra la ventanilla del conductor, que resultó mortalmente herido.

Tras los disparos, el vehículo en el que viajaba Ennakra circuló entre tres y cinco metros, e impactó contra una farola.

La acusación fundaba sus argumentos acusatorios en un testigo de cargo que aseguraba haber identificado a los acusados como las personas que viajaban en la motocicleta desde la que se hicieron los disparos. Durante las sesiones prestaron testimonio familiares de las víctimas y agentes de la Policía Nacional que participaron en las investigaciones.

Comentarios