Sucesos/Tribunales

EL 112 ACUMULÓ 200 LLAMADAS de ciudadanos

Una avería en un motor de Endesa deja sin luz a la mayor parte de la ciudad durante casi una hora

Los relojes marcaban las 18.50 horas cuando ordenadores, luces y semáforos se apagaban durante cerca de una hora debido a la avería de un motor de Endesa.

Una avería en un motor de la planta de Endesa ha dejado sumida en la oscuridad la mayor parte de la ciudad durante casi una hora. El apagón se producía pocos minutos antes de la siete de la tarde y alcanzaba a zonas como Hadú, el Mixto, Zurrón, Sardinero, Varela, Los Rosales o El Hacho.

200 llamadas de ciudadanos recabando información o alertando de incidentes menores mantuvieron atareada a la sala de emergencias del 112. No han sido raros los casos de personas que han quedado encerradas en ascensores o de enfermos con respiradores artificiales en apuros.

En el centro, los atascos ralentizaban la circulación en La Marina y el Paseo de las Palmeras. Los semáforos dejaban de funcionar, convirtiendo en una empresa arriesgada cualquier intento de atravesar un paso de cebra. Denso era también el tráfico a lo largo del Paseo de las Palmeras.

A oscuras quedaba, por ejemplo, el acto inaugural de una exposición fotográfica en el Casino Militar, a la que asistía el comandante general, Javier Sancho. Pese a ello, la muestra quedó abierto aunque para ello fue necesario recurrir a la débil luz de los móviles.

Unos metros más allá, en un local del parque Juan Carlos I, el apagón sorprendía a un grupo de afectados por las cláusulas suelo de las hipotecas que asistía a una videoconferencia informativa.

La luz comenzaba a retornar pasadas las 19.30 horas, aunque de modo paulatino. Mientras el alumbrado público empezaba a funcionar a esa hora en la Plaza de la Constitución, la Gran Vía, el Paseo del Revellín y la calle Real permanecerían todavía unos minutos más a oscuras. Con todo, a las diez de la noche todavía había lugares de la ciudad donde los vecinos seguían sin disponer de fluido eléctrico.

Apenas acababa de restablecerse el suministro, comenzaban a producirse las primeras reacciones políticas. En un comunicado de voz, el coordinador de Caballas, Mohamed Alí, denunciaba la “falta de rigurosidad” de los responsables de velar por el buen funcionamiento del sistema y acusaba al Gobierno local de “dejadez”.

 

Antecedentes

En julio de 2003, Ceuta sufrió lo que se conoce como un cero de potencia, es decir, una suspensión total del suministro, que se prolongó durante 20 minutos. El incidente estuvo provocado también en aquella ocasión por un fallo en un motor de la empresa de alumbrado. Una década más tarde, la ciudad estuvo tres horas sin luz por "oscilaciones" en el suministro. Durante el verano de ese mismo año, un cortocircuito sumió la ciudad en la más absoluta oscuridad durante dos horas. El último cero se produjo en 2014 y duró aproximadamente una hora.

Comentarios