Sucesos/Tribunales

cinco detenidos, dos de ellos residentes y con trabajo en la ciudad

Cae una banda que distribuía en Cádiz hachís que dos de sus miembros adquirían en Ceuta

La droga incautada en el transcurso de la operación (POLICÍA NACIONAL)
photo_cameraLa droga incautada en el transcurso de la operación (POLICÍA NACIONAL)

Dos de los miembros de la red, con residencia y empleo en la ciudad, adquirían la droga que luego se enviaba a la Península para ser distribuida por la provincia de Cádiz. La organización empleaba una casa radicada en la urbanización conileña de Roche como centro de operaciones. 

Una operación de la Policía Nacional ha permitido la desarticulación de una banda que distribuía por toda la provincia de Cádiz hachís que había sido adquirido en Ceuta. La investigación ha permitido la detención de cinco miembros de la red, dos de ellos residentes en la ciudad. La organización actuaba desde Conil de la Frontera y estaba dirigida por un joven de 24 años. Tras ser puestos a disposición judicial, cuatro de los arrestados han ingresado en prisión mientras el quinto ha sido puesto en libertad con cargos.

Los traficantes utilizaban como base de sus operaciones un domicilio situado en la urbanización conileña de Roche. Los cannábicos que constituían la mercancía manejada por los ahora detenidos se distribuían desde allí a Sevilla, Barbate y Puerto Real, lugares de residencia de tres de los miembros de la organización. Los integrantes de la red establecidos en Ceuta se las apañaban para comprar y trasladar la droga hasta la Península, para lo cual contaban con la colaboración de otras personas.

La actividad de la banda era incesante. La organización, que actuaba todos los días de la semana y a cualquier hora, suministraba hachís a un gran número de traficantes de menor entidad en localidades gaditanas como San Fernando, Sanlúcar de Barrameda o Cádiz.

El registro policial del domicilio que la banda utilizaba en Roche se saldó con la intervención de 30 kilos de hachís y 4.090 euros, así como de varios vehículos y teléfonos móviles.

La investigación ha sido dirigida por el grupo primero de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado perteneciente a la Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Cádiz. También han colaborado el Grupo de Respuesta contra el Crimen Organizado de Cádiz (GRECO). de la Comisaría General de Policía Judicial. La denominada “Operación Cevalo” ha sido coordinada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Chiclana de la Frontera (Cádiz) y la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Provincial de Cádiz. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Comentarios